Marcharon por los perros

Proteccionistas denunciaron la situación del refugio canino de Isla Jordán.

Un amplio grupo de mascoteras y proteccionistas se reunió en la plaza San Martín para reclamarle al Municipio que mejore de una vez por todas la inquietante situación en que se encuentra la guardería canina de la Isla Jordán y que no se amenace con la posibilidad de sanciones a quienes ayudan y dan de comer a los perros sueltos.

La actividad se concretó a las 16 y no hubo oradores. Los participantes concurrieron con pancartas y luego hicieron una marcha por el centro, yendo por Roca hasta 25 de Mayo y luego por Yrigoyen hasta la Municipalidad.

Te puede interesar...

En las vidrieras de la planta baja de la sede comunal dejaron pegados los carteles, en los que se destacan las principales demandas, planteos y críticas a la actual administración. “Somos la voz de los sin voz, no al maltrato animal”, “No compres, adoptá”, “Pedimos que se cumplan las ordenanzas de fondo 293 y 294”, “Si cada dueño se responsabiliza a castrar a su mascota, no habría tanto abandono. Esterilizá y no abandones”, “No me maltrates, no me mates, ayudame”, “Duele ver a ángeles siendo ignorados, humillados y sufriendo. No al maltrato animal”, “Intendente, hacete cargo del refugio canino”, “Tortoriello, hacete cargo” y “Prohibida la comercialización de animales en Cipolletti”, fueron algunos de los reclamos.

Dos referentes de la iniciativa, Dámaris Castillo y Moira Penroz, expresaron, en diálogo con LM Cipolletti, que uno de los principales pedidos al Municipio se relaciona con una adecuada atención del refugio de canes de la Isla, puesto que se está dando alimentación a los perros que viven en el lugar solamente de lunes a viernes pero nada los fines de semana. Es decir, los sábados y domingos los animales no reciben comida por parte de la comuna. Si no fuera por los proteccionistas, que llevan algo de comida que ellos mismos consiguen, los pobres perros, que suman entre 400 y 500, ayunarían completamente durante 48 horas.

Pero no es solamente eso. Pasa que las autoridades comunales únicamente envían nueve bolsas de alimento por día, con lo cual lo que le toca a cada animal es más bien magro. Para complicar las cosas, por una determinación que no tiene ningún fundamento sólo se les da la provisión a los canes de un sector y cero a los de otro. El resultado: confusión y hambruna. Además, como la comuna despidió a uno de los empleados que cuidaba a los pichichos y no lo reincorporó ni lo reemplazó, una zona interna de la guardería canina, habitada por unos 150 canes, quedó librada a la buena de Dios o de los mascoteros. O del ex empleado, que no olvidó a sus animales y sigue yendo, sin cobrar, a tirarles un hueso, lo que puede, y darles agua.

Los proteccionistas también se oponen a la propuesta del titular de Zoonosis, Eduardo Fernández, de considerar como dueños a quienes alimentan o cuidan a los perros callejeros, con lo cual serían pasibles de multas y sanciones.

48 horas sin comida del Municipio. En el refugio canino los fines de semana hay ayuno.

Más reclamos y reivindicaciones

A terminar el vallado

Para los proteccionistas, el Ejecutivo municipal debe terminar pronto la obra de cercado del refugio canino, ya que, según ellos, se empezó y luego se abandonó a medio hacer.

No a las matanzas

Una de las demandas que se expresó ayer tiene que ver con un rechazo total a la eutanasia a perros que se está aplicando en algunas localidades de la región.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario