LMCipolletti vecinos

Los vecinos de la toma Bella Vista casi no tienen agua

Con los calores, sufren mucho la carencia y piden ser escuchados.

A las 300 familias del asentamiento Bella Vista, ubicado cerca de la Ruta 151 y de las tomas 2 de Agosto y Médanos, les está costando mucho contar con agua potable. Una vez por semana, un camión cisterna del Municipio los abastece, pero tiene vedado el acceso al lugar, al parecer, por cuestiones legales. A los vecinos, muchas veces niños y ancianos, no les queda otra que desplazarse un kilómetro para llenar baldes, bidones o botellas, sin poder cargar demasiado. El resultado: el agua se acaba pronto.

La mayor parte de la semana, los pobladores deben arreglárselas como pueden. Aquellos con más sustento económico, compran agua envasada, muy cara y, por ende, tampoco es una solución. A nadie le alcanza para adquirir litros y litros todo el tiempo. Los más pobres, en cambio, no tienen más que acudir a pozos. Prácticamente la totalidad de los residentes, ha hecho hace tiempo perforaciones en sus lotes para abastecerse.

Te puede interesar...

Sin embargo, el agua que sacan no es recomendable para beber. Presente una coloración amarronada y es algo salobre. Con cierta frecuencia, se dan casos de gastroenteritis en quienes la prueban. Y se teme que los problemas de salud puedan complicarse.

Por su ubicación, la barriada está demasiado lejos del río Neuquén como para contar con esa posibilidad. Varios kilómetros la separan. Otras tomas de las inmediaciones, en la zona rural al norte y noroeste de Costa Norte, están más cerca. Pero a nadie se le pasa por la cabeza, en lo más mínimo, aprovechar el caudal, muy contaminado con bacterias patógenas, principalmente cloacales, al igual que los otros cursos fluviales de la región.

Embed

El vecino Alejandro Ávila manifestó que el asentamiento ya tiene casi cinco años de existencia y la mayoría de sus pobladores ha levantado casas de material y casi no quedan construcciones precarias. Disponen de electricidad, aunque no en las mejores condiciones. “En invierno, por ahí ilumina mejor una vela que un foquito. Pero, tenemos siempre algo de luz. Los que nos preocupa es la falta de agua. La pasamos realmente mal, estamos en pleno verano y hay malestar porque con el calor se hace todo muy difícil”, enfatizó.

Expresó que otras tomas cercanas tienen más atención por parte del Municipio y recordó que en la pasada gestión casi no se los tuvo en cuenta. Por eso esperan, y anhelan, que la actual los tenga más presentes, por lo menos, llevando más agua o solucionando su provisión. No pierden las esperanzas.

Buscarán una pronta solución

En la Secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Comunitaria manifestaron plena predisposición para dialogar con los vecinos de la toma Bella Vista y procurar una solución al pedido de agua que están planteando. El funcionario Pablo Ibáñez expresó que se deberá considerar si hay inconvenientes físicos, es decir, propios del terreno para no poder aprovisionar a los pobladores a una distancia más próxima, o impedimentos legales, puesto que hay asentamientos que están judicializados. De todos modos, se buscará en lo inmediato una respuesta a los reclamos.

LEÉ MÁS

La Muni advierte que no permitirá nuevos loteos en zona rural

Buscan acabar con la burocracia en la Municipalidad

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario