Las Grutas: turistas ignoran el peligro de los derrumbes

Pese a las advertencias, familias enteras acampan al pie de acantilados.

No hay caso. Pese a los carteles que advierten el permanente riesgo de derrumbes, siempre hay gente que se instala al pie del acantilado de Las Grutas. Es más, hasta se meten en las cuevas que le dan nombre al balneario, muchas de las cuales se han reducido o directamente desaparecido por las caídas.

Familias completas ingresan a estos lugares, donde encuentran sombra, ignorando el peligro. Ni siquiera la difusión de los frecuentes desprendimientos ni los informes que publica el Municipio de San Antonio, ni los esfuerzos de los guardavidas por mantener alejados a los veraneantes, causa efecto.

Te puede interesar...

"Debemos insistir en pedirle a los turistas que no acampen al pie de los acantilados. Desde el inicio del año se registraron desprendimientos que por suerte no causaron heridos, pero es necesario prevenir, y para ello requerimos que se respete la cartelería", resaltó Mauro Scalesa, jefe del equipo de rescatistas.

Este verano se produjeron dos desmoronamientos en bajadas que son muy concurridas. Uno fue entre la Tercera y la Cuarta y el otro en la Cero. Afortunadamente no hubo heridos.

Este año ya se registraron dos desprendimientos que, por fortuna, no tuvieron víctimas. Sim embargo, el peligro en esos lugares es permanente.

Los constantes derrumbes recuerdan que el acantilado es frágil. Así lo expresan distintas investigaciones y publicaciones científicas realizadas en el lugar. En todos los casos, coinciden en que se deben incrementar las medidas preventivas para frenar el deterioro del barranco, que de por si se altera por la erosión natural del viento y el oleaje y se debilita con la lluvia.

Uno de los trabajos más renombrados fue elaborado en 2007 y se denominó "Evaluación de alternativas para la conservación y manejo del frente costero de Las Grutas". Había sido solicitado por el municipio y fue concretado con la intervención de la provincia y el Consejo Federal de Inversiones.

Según ese estudio, abalado por la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, el Laboratorio de Oceanografía Costera, Facultad de Ciencias Naturales y Museo Universidad Nación de la Plata, el murallón "se encuentra en situación de marcada inestabilidad".

Algunas medidas que se recomendaron

En el informe del 2007 se recomendaron medidas, como el derrumbe controlado de rocas, la estabilización de la parte superior con plantaciones de escasas raíces y proteger la base del acantilado con material pedregoso. También se aconsejó eliminar los pozos ciegos, reducir el riego en las zonas próximas, la conversión de la costanera para el tránsito pedestre únicamente, eliminar los canteros, reubicar el muro de la costanera y evitar construcciones cercanas. Algunas de las medidas se cumplieron, otras no.

LEÉ MÁS

Un muerto y cuatro heridos en una pelea a cuchillazos

Se robaron más de millón en un violento asalto a una distribuidora

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario