La petrolera subió los valores nuevamente luego del ajuste que realizó el sábado pasado del 2%. En Cipolletti el litro de nafta súper pasó de $25,54 a $27,58, mientras que Infinia, que el fin de semana se vendía a $30,54, desde ayer cuesta $32,98. El diesel ultra llegó a los $29,21, el litro de Infinia diesel cuesta $35,11 y el GNC, $24,62.

El sábado hubo un primer aumento, aunque sólo del 2%, y así agosto cerró con un incremento total del 7%. A eso ahora se le sumó una nueva suba del 8,5% y además se esperan nuevos ajustes en los próximos meses.

En las estaciones de servicio aseguraron que lo que se observa en los últimos tiempos es un comportamiento distinto por parte de los clientes. En ese sentido, explicaron que muchos dejaron de llenar el tanque mientras que otros pasaron de los combustibles más caros a los más económicos.

La diferencia en estos casos es la calidad del combustible. Cuanto más mala es la nafta, más trabaja el catalizador, se va impregnando y comienza a fallar, por lo que hay que cambiarlo y el repuesto solamente cuesta 25 mil pesos. Pero ante la crisis, cualquier peso que se pueda ahorrar es bienvenido.

Pero la preocupación de los usuarios es aún mayor cuando se analiza que en los últimos cinco días el dólar subió el 20% y eso podría significar un aumento aún mayor en los combustibles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario