El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
47% Hum
LMCipolletti coronavirus

La demanda de pan cae en picada por la pandemia

Las panaderías notan una baja de las ventas, en especial a otros comercios que no pueden abrir sus puertas.

La producción y venta de pan, en particular, la de reparto de las panificadoras para distintos locales comerciales, ha caído en picada para muchos empresarios locales del sector. Además, los panaderos enfrentan el inconveniente de haber tenido que licenciar al personal mayor de 60 años o de riesgo por el coronavirus y, pese a la merma en sus ingresos, tendrán que abonar los sueldos, como exige la ley.

La situación se presenta complicada para el rubro. Un panadero de un establecimiento de larga trayectoria en la ciudad manifestó que el pan para reparto, fundamental para que los consumidores puedan adquirirlo cerca de sus casas, ha caído al menos en un 50 por ciento en relación al pasado.

Te puede interesar...

Graficó el momento mencionando con lo que le pasó ayer a él con un cliente. Se trata de un supermercado chino que en el pasado, antes de la pandemia y la cuarentena, le adquiría hasta 40 kilos de pan por día. Ayer, en cambio, solamente le recibió cinco kilos. "Es impresionante lo que está pasando", enfatizó el panificador.

Al parecer, el confinamiento casero y las restricciones a la circulación de la gente en las calles han provocado cambios en las costumbres de los clientes. Casi no están comprando el pan en los comercios y bocas de expendio habituales. Sin ironía, el panadero consultado refirió que probablemente haya mucha gente amasando y horneando pan en sus casas, algo que también permite un pequeño ahorro a muchas familias que están pasando un mal momento a raíz del asislamiento preventivo.

Por otro lado, el aprovisionamiento de insumos, en general, se cumple, pero con algunas dificultades. Es el caso de la harina, elemento básico de la industria, que cuesta un poco conseguir, pero no falta. Otros productos se abastecen con más regularidad.

Por fortuna, en el actual contexto, la mayor parte de los insumos no ha experimentado aumentos, al menos sensibles, en los precios, con lo que el valor del pan no se ha disparado en comparación con otros productos y bienes de primera necesidad. La manteca está cara, sin embargo, y la margarina, que la sustituye para especialidades más económicas tampoco está barata pero su valor no ha oscilado tanto.

Los panificadores que mejor están parados al presente son los que habían podido armarse de un stock amplio antes de las medidas contra la pandemia.

LEÉ MÁS

Nuevos rubros comerciales se suman al delivery

El delivery les cambia la cara a los gastronómicos

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario