Instalaron la nueva Central de Emergencias y volvió a funcionar el 109

El lunes el equipo de trabajo vuelve al edificio municipal. Mientras tanto atienden los pedidos de auxilio desde Protección Civil, en el barrio Arévalo.

La Central de Emergencia 109 volvió a funcionar luego de casi dos meses desde que se quemaron los equipos durante un apagón eléctrico. Ahora el número cortó yo podrá ser utilizado de nuevo por los vecinos cipoleños que necesiten asistencia. El Municipio invirtió casi 10 mil dólares en la compra de los equipos.

Una semana después del gran apagón que afectó a casi toda la Argentina en junio pasado, un corte eléctrico dejó inhabilitado los equipos que funcionaban en el edificio municipal y que brindaban asistencia a los pedidos de auxilio de los vecinos.

Te puede interesar...

Antes la imposibilidad de un arreglo temporal, todo el recurso humano se debió trasladar a inmueble de Protección Civil en el barrio Arévalo y atendían los llamamos desde una línea telefónica domiciliara, con número extendido. Pero hace una semana llegaron a la ciudad los nuevos equipos que reemplazaron a la central analógica, por un digital.

Según indicó a LM Cipolletti el secretario de Modernización Municipal, Daniel Iuzzolino, se invirtió casi 10 mil dólares y ahora resta instalar los nuevos cableados para mejorar la velocidad y la capacidad de la red.

“Ayer a las 20 se puso en funcionamiento la nueva central y volvió a quedar habilitado el número 109. Si bien los equipos estaban instalados hace una semana, se demoró por el pedido de restablecer el número corto (109) a la empresa telefónica”, explicó.

Dijo que la nueva central ofrece mejores servicios como la posibilidad de grabar cada llamada entrante y poder derivar la llamada a cualquier número, ya sea de un interno municipal, corporativo o línea telefónica. También se pueden recibir llamadas en simultaneas, hasta 4.

“De manera provisoria los operarios continuarán en el barrio Arévalo hasta lunes, cuando se haga el traslado. Ahora tenemos que cambiar los cableados del edificio municipal de calle Irigoyen, Brentana y el de Villegas, para modernizar la red y poder tener mayor capacidad, velocidad y estabilidad, así evitar que la línea colapse. Por el momento funcionamos de manera hibrida, con una central IP con internos analógicos. El edificio de Servicios Públicos en una semana ya tendrá su cableado con boca de red propia”, contó Iuzzolino.

En la central trabajan un total de 12 operarios, con un mínimo de 2 personas por turno de manera obligatoria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario