En un año se duplicaron los comedores barriales

El Municipio ya superó el presupuesto anual para asistirlos.

En un contexto socioeconómico muy desfavorable, sobre todo para los sectores más vulnerables, el Municipio ha tenido que duplicar la asistencia que brinda a comedores y merenderos. Hoy son 44, el doble que el año pasado.

Algunos de ellos pertenecen o son gestionados por organizaciones sociales, otros por fundaciones y asociaciones civiles o referentes barriales. Incluso, hay clubes de fútbol que hoy se están haciendo cargo de esta necesidad.

Te puede interesar...

Nahuel Rodríguez, sociólogo y director del área Administración en Desarrollo Humano, aportó el dato, a la luz del salto cuantitativo que tuvieron que dar y que se traslada directamente a la cantidad de alimentos que entregan en los comedores y merenderos comunitarios de la ciudad.

El funcionario municipal reconoció que es un indicador de la realidad y destacó: “No tenemos restricciones para otorgar alimentos, pero sí la exigencia de trabajar y administrar con responsabilidad los recursos que tenemos”.

En diálogo con LM Cipolletti, Rodríguez indicó que “hay gente que necesita más cantidad y calidad en la asistencia”. Y agregó que el contexto actual “demanda ampliaciones”.

Tal es así que ya tuvieron que reasignar partidas para el programa presupuestario Asistencia Comunitaria. “Hubo que ampliar el presupuesto, que era de unos 15 millones de pesos. En alimentos, ya se ejecutaron poco más de 21 millones de pesos”, precisó.

Es decir, tuvieron que erogar más de 6 millones de lo previsto, para atender la urgencia y necesidad que se les plantea en los comedores y merenderos o con los beneficiarios directos que reciben módulos de alimentos. Lo que más o menos equivale a una demanda adicional del orden del 30 por ciento.

No obstante, el titular de Administración aclaró que son compras por ese total -casi 22 millones de pesos- que ya realizaron y se reservan en stock. De forma paulatina, se irá entregando la mercadería.

“Con esa partida creo que llegamos a fin de año, pero dependerá del contexto que se presente que reasignemos más recursos”, manifestó Rodríguez.

Los números

En 2018, el presupuesto de Asistencia Comunitaria tuvo que reasignar $3.220.000 para cubrir la demanda de alimentos. La ejecución final fue de $14.480.000.

Este año, se inició con una reserva de $15 millones, pero como la necesidad que se presentó superó sus expectativas, tuvieron que reasignar $6.700.000. Ya se compraron alimentos por $21.786.000.

Más módulos alimentarios

Además de atender a comedores y merenderos, el área asiste a beneficiarios directos con módulos alimentarios. Rodríguez puntualizó que son 750 unidades que tienen más de 20 productos y se suministran una vez al mes, por un costo que ronda los mil pesos. También se observó un incremento con respecto al año pasado, pero menor al de los comedores.

El funcionario mencionó que en el comedor de Costa Norte, uno de los más grandes, entregan prácticamente el doble de alimentos, a lo que se añade el aporte que a veces hacen desde Nación y Provincia. Sin embargo, advirtió que “la lógica política de las organizaciones, que insiste en la falta de alimentos, hace que esta demanda sea transversal a todos los comedores, y a veces no es así”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario