En Pehuenche, no quieren continuar con el servicio

Su contrato con el Municipio expira a fines de 2020 y no hay ganas de renovar.

Uno de los dos propietarios de Pehuenche, Aquiles Trasarti, no quiere saber nada con seguir prestando el servicio de colectivos urbanos de Cipolletti cuando venza la concesión, a fines de 2020. No sabe si el otro dueño de la empresa, su hermano Juan Manuel, ya tiene su propia decisión, pero llegará el momento en que lo conversarán.

Solamente un cambio profundo en la relación que ha tenido el Municipio con la firma en 14 años de prestación podría hacerlo cambiar de opinión. A estas alturas, tal transformación de los vínculos le corresponderá expresarla y demostrarla a la próxima gestión municipal, en la que asumirá el 9 de diciembre el intendente electo Claudio Di Tella.

Te puede interesar...

Pero para Aquiles Trasarti las tensiones y discusiones con las distintas autoridades municipales que han jalonado estos casi tres lustros ya son suficientes y le quitaron todo interés en continuar con la prestación pública.

El empresario no ha mantenido hasta ahora conversaciones con Di Tella. La palabra del sucesor del intendente Aníbal Tortoriello puede resultar clave. Si cambia y mejoran las relaciones entre el Municipio y la línea de ómnibus, es posible que se abra una posibilidad para la continuidad de Pehuenche. Hoy por hoy, no existe.

Para la comuna, abrir el juego a otras firmas del sector puede resultar muy dificultoso. La casi "hiperinflación" que existe en el país y lo costoso que resulta mantener una línea de colectivos pueden disuadir a cualquiera. Es que poner a trabajar un ómnibus en la calle resulta muy oneroso. No menos de 10 millones de pesos por unidad. Si son necesarios 15 vehículos, son 150 millones, sin contar gastos de personal ni demás inversiones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario