En Las Grutas, los días de playa se cierran bailando

Las clases de Jorge Da Rodda ya son un clásico del balneario.

La música contagiosa es tentadora para aquellos a los que les gusta menear el cuerpo y son los primeros que se alistan para iniciar el movimiento. No mucho después, una multitud entusiasmada va y viene por la arena según las indicaciones del instructor que dirige desde el balcón de las escalinatas.

El responsable de la movida es Jorge Da Rodda, un neuquino profesor de aeróbicos que desde hace 15 temporadas trae la propuesta a Las Grutas, convertida ya en un clásico veraniego.

Te puede interesar...

Grandes y chicos, familias completas se suman cada vez que surge la invitación, saludable y divertida.

Un potente equipo de sonido le permite a Da Rodda dictar los pasos que el público debe seguir. En los primeros momentos da la sensación que los participantes se mueven de manera desincronizada, pero luego se adaptan al ritmo y conforman un cuerpo compacto, como si tuvieran horas de ensayo.

La clave parece no estar solo en la música estridente y pegadiza sino también en la capacidad de Da Rodda para atraer la atención. Los hace ir y venir, menear las caderas, saltar, y otros ejercicios físicos saludables para el cuerpo, y hasta una especie de coreografía que todos parecen disfrutar con mucha diversión.

Y por si fuera poco, cada tanto entrega obsequios que son aportados por los patrocinadores de la iniciativa, entre ellos los responsables del parador.

Embed

“La gente se prende, ya me conocen. Saben que la van a pasar bien, se van a entretener y les hace bien a la salud”, destaca el instructor que cada vez tiene más seguidores.

Da Rodda no es el único que ofrece una propuesta similar, ya que en otros sectores de la playa también se repite el convite, y con el mismo éxito. Y se ha transformado en una rutina característica de las vacaciones junto al mar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario