El rescate de una perra enferma y abandonada

El dueño la tiró en un descampado. La salvó una proteccionista.

Enferma, abandonada y al borde de la muerte. Así encontraron a una perra de raza San Bernardo en un recóndito descampado de El 30, el fin de semana, luego de que su dueño decidiera dejarla tirada como si de basura se tratara, sola y desamparada. Muchos vecinos la vieron, pero nadie se animó a rescatarla. Quizá por su delicado estado de salud o por la gran responsabilidad que recaería sobre sus hombros. Quizá por el dinero que significaría rescatarla. Afortunadamente, una cipoleña se animó a hacerlo.

Betty Gallardo dedica gran parte de su vida a ayudar a todos los animales que lo necesiten y este caso no fue la excepción. El sábado a primera hora de la mañana recibió una seguidilla de mensajes en su cuenta de Facebook, en los que varios usuarios le compartieron el caso de la perrita de El 30 y ella, fiel a sus principios, no pudo ni quiso mirar hacia un costado, como si nada hubiera ocurrido. De inmediato se dispuso a conseguir transporte para ir a buscarla y, cuando lo hizo, ya era de noche. Pero eso no importó.

Te puede interesar...

“A la perra la habían tirado el jueves, pero recién se difundió el sábado, es decir que estuvo al menos tres días abandonada. Cerca de las 22 del sábado logré llegar, pero como ya estaba oscuro, una familia del barrio Santa Elena se ofreció a acompañarme porque no conocía la zona. Finalmente, la encontramos y, aunque estaba viva, era claro que estaba en mal estado de salud”, relató la mujer en diálogo con LM Cipolletti.

Desesperada por la situación, Betty trasladó a la perra a la veterinaria Huellas del Sur, ubicada sobre calle Mariano Moreno al 285, donde los profesionales la atendieron de urgencia. Allí constataron que tenía piometra -una infección en el útero- y la cola agusanada. En un principio barajaron la hipótesis de que había parido hacía poco y que la habían abandonado por esa razón, pero luego se desestimó. Hoy creen que el animal se enfermó, quizá de tanto dar a luz, y que su dueño no quiso hacerse cargo de ella.

La mascota estaba en muy mal estado, pero la atendió un veterinario y se recupera.

Abandono

Al respecto, la vecina solidaria comentó que consiguió el contacto del propietario, quien evitó toda responsabilidad y se negó colaborar con la abultada cuenta que quedó pendiente en la veterinaria. “Él tiene un macho de la misma raza y creo que dos cachorros. Según su versión de los hechos, regaló a la perra a una persona que, posteriormente, la abandonó en cercanías del canal. Pero es incomprobable y creemos que es mentira”, sentenció.

Por el momento, Betty está enfocada en mejorar la salud de la perrita, que ahora se encuentra bajo el resguardo de una familia de tránsito, y a saldar la deuda de su tratamiento y cirugía. La cuenta llegó a los $10 mil, pero con la ayuda de otros tres vecinos –Susana, Ana María y Roberto– logró reducirla a $7 mil. “Quien desee colaborar puede acercarse a la veterinaria Huellas del Sur, la cuenta está a mi nombre. Todo será bienvenido y nos permitirá continuar ayudando tanto a esta perrita como a otros”, concluyó.

Un mensaje viral que dio resultado

Campaña

La perra fue abandonada el jueves pasado. Con el correr de las horas, fueron muchos los vecinos que la vieron, aunque no quisieron o no pudieron rescatarla. En las redes se inició una campaña en busca de ayuda.

La decisión

La proteccionista Betty Gallardo se enteró de la situación recién el sábado y rápidamente decidió intervenir. Llegó al lugar de noche, con ayuda de vecinos de Santa Elena, y la trasladó a una clínica veterinaria.

LEÉ MÁS

Centenario: un muerto en un accidente en Ruta 7 a la altura del Picadero

Chocaron dos micros en el cruce de las rutas 22 y 251: hay heridos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario