El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
22% Hum
LMCipolletti Memoria

El día que los militares tomaron una escuela primaria en Cipolletti

Un grupo de operaciones entró fuertemente armado a la Escuela 50 apenas comenzó el Golpe, amenazó a niños y docentes, y destruyó parte del edificio. Ahora será señalizada como un sitio de la memoria.

La Escuela Primaria 50 de Cipolletti, histórico establecimiento rural ubicado en medio de las chacras al sur de la ciudad, será señalizada como un sitio de memoria, verdad y Justicia, para recordar el violento ataque por parte de los militares durante la última dictadura cívico-militar. Es que apenas tomado el poder, un grupo de operaciones asaltó el colegio con armas largas y destruyó parte del edificio para dejar un claro mensaje a toda la comunidad: romper con la organización social que comenzaba a forjarse allí.

El violento hecho ocurrió días después del 24 de marzo de 1976, cuando los militares apoyados por un grupo poderoso perteneciente a la sociedad civil, detuvieron a la ex presidenta María Estela Martínez de Perón y tomaron el poder. En pleno horario escolar, los miembros del Ejército junto con la Policía Provincial asaltaron el colegio, entraron por la fuerza y dejaron una marca que jamás podrá borrarse en la memoria de toda la comunidad.

Te puede interesar...

“Durante el juicio La Escuelita advertimos la gravedad de lo que había pasado en Cipolletti, cuando en horario escolar, con niños y docentes adentro, un grupo de tareas del Ejército asaltó el lugar con armas largas, amenazando a todos y rompiendo parte del colegio y casas vecinas. Fue la primera y única vez que entraron así a una escuela primaria en todo el país, marcando un un hecho gravísimo”, relató a LM Cipolletti Liliana Paredes, integrante de la Red por los Derechos Humanos.

El relato fue reconstruido por una de las docentes que se encontraba presente al momento del asalto, Estela Sosa. La mujer brindó su testimonio en la causa por el secuestro y las torturas sufridas por el cipoleño Luis Genga, quien en ese entonces era el director de la escuela 50.

Luis Genga.jpg
Luis Genga, detenido y torturado en La Escuelita de Neuquén, declaró en el juicio a militares.

Luis Genga, detenido y torturado en La Escuelita de Neuquén, declaró en el juicio a militares.

“Al poco tiempo de lo que pasó en la escuela, Luis fue secuestrado junto a su compañera y la hermana de ella. Fueron llevados al centro clandestino de detención y tortura la Escuelita de Neuquén, donde pierden noción del tiempo. Genga dijo que estuvo allí al menos hasta el 11 de septiembre porque escuchó por una radio que era el Día del Maestro mientras lo torturaban”, indicó Paredes.

“El operativo fue en busca de marcar la situación de la escuela; era un colegio muy activo, con un accionar comunitario y mucho trabajo social. Incluso fue allí donde nace el gremio de docentes Unter. Para los militares era necesario disciplinar a esta escuela y mandar un mensaje para toda la comunidad”, explicó la referente de Derechos Humanos de Cipolletti.

Dijeron que iban a arreglarla, pero la placa luce igual que antes.
Dijeron que iban a arreglarla, pero la placa luce igual que antes.
Dijeron que iban a arreglarla, pero la placa luce igual que antes.

El edificio será señalizado como lugar histórico de Verdad, Memoria y Justicia, al igual que se encuentra identificada la Comisaría Cuarta donde funcionó un centro de detención ilegal, la esquina de Alem y Villegas último lugar donde se vio con vida a la estudiante del colegio Belgrano Leticia Veraldi, secuestrada y desaparecida, y la plaza San Martín donde se encuentra el memorial a los 13 cipoleños desaparecidos por la dictadura.

“El acto será a las 10:30 en el patio del colegio y la idea es que estén presentes los alumnos que fueron víctimas del accionar represivo, y la comunidad en general. Señalar estos lugares es una política pública garantizada por ley, y la idea es la construcción de la memoria colectiva”, finalizó Paredes.

La dictadura dejó heridas que aún no cicatrizan en el valle ni el país. París, como muchos sobrevivientes, espera que juzguen a sus secuestradores.
Juicio La Escuelita de Neuquén

Juicio La Escuelita de Neuquén

El ceibo que marca el lugar de un secuestro en la plaza San Martín

En la semana de la memoria, durante este 24 de marzo, las organizaciones de Derechos Humanos plantaron un ceibo en la plaza San Martín (también denominada plaza de la justicia), para recordar el secuestro y la desaparición de un joven chileno y su pareja en Cipolletti. Ambos tenían una bebé que había quedado casualmente al cuidado de una vecina.

José Luis Appel De la Cruz (25) y su esposa Carmen Delard Cabezas (24) habían llegado a Cipolletti huyendo de la brutal dictadura chilena. Estudiaban medicina y criaban a su pequeña bebé. El 10 de enero de 1977 un grupo de operaciones secuestró a José en pleno centro y horas más tardes hicieron lo mismo con su esposa Carmen.

“La mujer se acercó hasta la Comisaría Cuarta para reclamar por la aparición de su esposa, y terminó detenida y actualmente desaparecida. Ella había dejado a su beba al cuidado de una familia vecina, pero nunca más volvió”, contó Paredes a LM Cipolletti.

José Luis Appel De la Cruz y su esposa Carmen Delard Cabezas.jpg

Los vecinos que tenían a la beba bajo su cuidado pudieron contactar a la familia que se encontraba en Chile gracias a la colaboración del obispo neuquino Jaime De Nevares.

“La beba se crio en Francia en el exilio, hace poco regresó como testigo en el juico La Escuelita, por la desaparición de sus padres”, indicó Paredes.

Hoy un árbol revive la memoria de esta pareja y el reclamo por verdad, justicia y memoria.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

52.380952380952% Me interesa
9.5238095238095% Me gusta
0% Me da igual
28.571428571429% Me aburre
9.5238095238095% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario