Dirigentes del ascenso temen por extensión de los contratos

Los acuerdos llegan hasta el 30 de junio, incluso con los sponsors. Las economías y la crisis en el eje.

Mientras los dirigentes hacen malabares para cumplir con los compromisos económicos correspondientes a marzo, la posible extensión de la temporada de ascenso para completar los calendarios genera pánico en los encargados de equilibrar las arcas de los clubes.

Es que la mayoría de los contratos, sobre todo con los refuerzos, concluyen el 30 de junio y si la medida tras el aislamiento es volver a jugar, pasa a ser clave la manera en que se acomodarán las fechas.

Te puede interesar...

El límite de los vínculos que no solo contempla sueldos de cuerpos técnicos y jugadores, sino de alquileres y demás cuestiones de logística, es fines de junio.

Con lo difícil que resulta por estos días cobrar a los sponsors que se sumaron a la campaña hace casi un año, desde el 1° de julio, ya no existirán tampoco obligaciones hacia la institución.

En el Federal A asumen que, en caso de volver a rodar la pelota, será a puertas cerradas. Ya es una muy mala noticia porque la apertura de la cancha (de movida) representa unos 100.000 pesos de gastos.

Más allá de alguna medida conjunta que se puede acordar para disminuir ese número, será plata perdida.

Si el 13 de abril se permite volver a reunir a los futbolistas para entrenar, aunque sea en grupos reducidos, los más optimistas piensan en mayo como un punto de partida. En este contexto, sería casi lo ideal, pero todo está por resolverse y será ordenado por el Consejo Federal y la AFA.

Esperan convocatoria

Por eso es que los presidentes esperan y hacen gestiones para que en los próximos días se concrete una reunión conjunta y se proyecten alternativas.

La postura de Cipolletti todavía es la de confiar en que se podrá cumplir con el calendario establecido, en fechas diferentes a las planteadas pero dentro del campo de juego.

No imaginan, tampoco sus jugadores, que el certamen se dé por concluido de esta manera. Gran incidencia en ello tendrá lo que resuelva también la Primera Nacional, donde el panorama no es nada claro.

Mientras los futbolistas extienden el tiempo de entrenamiento domiciliario, supervisados por el profe, los rumores de prescindir de los descensos y proclamar ascendidos a los líderes actuales de las zonas tampoco están descartados.

La próxima semana, como confirmó el presidente Robero Rapazzo Cesio, se comenzarán a recibir los salarios, una noticia que tranquiliza y permite que el grupo siga mirando hacia adelante, más allá de lo difícil que parece llegar a meterse entre los seis mejores del grupo.

El otro Federal a la deriva

Además del Federal A de fútbol, Cipolletti sigue pendiente de lo que pasa con el certamen de básquet.

La situación deportiva es similar, en el tramo final de la fase de grupos, se estaba aproximando el momento de las definiciones.

Con contratos que cumplir, los jugadores albinegros se mantienen expectantes de lo que puede llegar a suceder y entrenan en sus casas hasta nuevo aviso.

Hasta el momento, en Argentina, la única competencia federada que ha sido contundente fue la Liga de vóley, que dio por concluido el certamen cuando se ponían en marcha las semifinales de la división superior.

LEÉ MÁS

San Martín y cómo hacerle frente a la crisis por la pandemia

Tranquilidad para todo el plantel del Albinegro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario