El clima en Cipolletti

icon
Temp
45% Hum
LMCipolletti César Luis Menotti

Menotti y una visita a Cipolletti que marcó el corazón albinegro

Lalo Brodi recuerda en líneas cargadas de pasión futbolera, la enorme figura de El Flaco Cesar Luis Menotti, el DT que nos hizo conocer la gloria mundial a todos los argentinos y que falleció este domingo.

Por Lalo Brodi

Hace cuarenta y seis años y unos pocos días, un flaco elegante con estampa de modelo que solía vestir sobretodo negro, pelo largo y un permanente Parissiens en su boca, caminaba tranquilo por el salón de fiestas del Club Cipolletti. Allí, se recibía oficialmente al seleccionado nacional. Dirigentes de AFA, parte del cuerpo técnico, dirigentes del fútbol zonal, autoridades provinciales y periodistas departían abiertamente.

Te puede interesar...

Fue el 30 de abril de 1978. Un día después la selección nacional se presentaba en Cipolletti para jugar un amistoso ante el albinegro. Faltaba poco más de un mes para que se dispute la Copa del Mundo en nuestro país, que terminaría siendo nuestra primera gran alegría de las tres que sumamos hasta hoy.

César Luis Menotti conversaba abiertamente con quien se acercase y no puso ningún obstáculo cuando lo entrevistamos en un medio radial. En ese mismo momento, los cables nacionales daban cuenta que Norberto “Beto” Alonso había sido convocado para sumarse al plantel nacional, por lo que, sin dudas, era la noticia del momento.

El flaco se mostraba locuaz, amable, respetuoso y ferviente difusor de su filosofía que no dudaba en plantearla ante quien se pusiese enfrente. Un día más tarde, en el salón de reuniones del Hotel Nogaró por entonces en Irigoyen casi España de esta ciudad, daría una charla abierta para invitados especiales.

maradona-menotti-2jpg.webp

Llamó poderosamente la atención que apenas concurrimos una decena de personas. Sin embargo, y fiel a su convicción de proclamar sus ideas, a Menotti no interesó si eran muchos o pocos. Conversó por casi dos horas sin preocuparse por el rating.

Fue en ese momento cuando comenzó a gestarse una amistad que permanecería indestructible por muchos años. El flaco y Vicente Cayetano Rodríguez, por entonces técnico de Cipolletti, coincidieron en la forma de ver el fútbol y desde allí estrecharon una relación que llevaría a “Cacho” a ser uno de los “espías” de posibles equipos rivales en el Mundial.

Una noche de finales de 1978, en cancha de Velez, mientras hacía el comentario del primer tiempo entre los del Fortín y River, por el reflejo del vidrio de la cabina veo la imagen imponente de Menotti. Incrédulo giro y en verdad lo veo allí parado detrás de mí. Con un gesto me hace señas para que siga tranquilo con mi tarea, pero obviamente, no pude resistirme a dejar de hacer el análisis del partido y entrevistar al técnico campeón del mundo. Como fue siempre su costumbre, César se prestó a la entrevista sin problemas. La explicación a esta experiencia inédita y difícil de entender para un periodista del interior profundo fue que, Menotti había concurrido a ver el partido junto a “Cacho” Rodríguez, quien sabiendo que estaríamos allí, se acercó a saludarnos y el Flaco, respetuoso, lo acompañó.

El Flaco, mitos y realidades es un campeón que partió

El mito dice que, a escondidas, El Flaco Menotti volvió varias veces a Cipolletti junto a “Cacho” porque aquí habría hecho otras amistades. Sin embargo, eso quedará en el anecdotario pueblerino y futbolero de aquellas épocas.

Traslademos esta situación a estos días. ¿Se imaginan que por estos tiempos se plantee un hecho de estas características? Altamente improbable.

Un recuerdo para el técnico que cambió el chip de los seleccionados nacionales con una vocación federal y una apertura al diálogo como pocos compartamos o no sus férreas ideas. Ojalá la historia lo ponga en su justo lugar.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario