El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
62% Hum
LMCipolletti Millonario

Denuncian millonario robo hormiga en el Municipio

El intendente Di Tella denunció a la Tesorera por transferir más de cinco millones de pesos a la cuenta de un tercero. Ya investiga la Justicia.

Más de 20 años de carrera en el Municipio y un millonario robo hormiga que se extendió durante años son los puntos salientes de una historia que sacude al gobierno local. Esta semana se descubrió el presunto desvío de fondos por parte de una funcionaria y se presentó a la Justicia para que la sospechosa sea investigada. Fue separada del cargo a la espera de la resolución judicial.

El propio intendente Claudio Di Tella presentó la denuncia en Fiscalía este viernes y comprometió colaboración del Ejecutivo para el avance de la investigación aportando equipos informáticos y otras pruebas. El abogado del Municipio, Raúl Franco, confirmó que se radicó la denuncia y expresó que "la hicimos en tiempo récord porque el intendente fue tajante. Le informaron el martes y rápidamente ordenó investigar y denunciar".

Te puede interesar...

Según la denuncia, la presunta maniobra delictiva se detectó a partir de un control de rutina realizado por la secretaría de Hacienda. Así se detectaron movimientos extraños de dinero que terminaban en una cuenta del banco Credicoop. El Municipio tiene cuentas en ese banco, pero los depósitos se efectuaban sin documentación para justificarlos y a un particular, por lo que el área contable sospechó que se debía a una maniobra delictiva y se inició una investigación que rápidamente recolectó pruebas suficientes para dar intervención a la Justicia.

Las sospechas dentro del Municipio recaen sobre la Tesorera, María Laura Illesca, quien fue nombrada por el Concejo Deliberante en octubre de 2022. Los concejales aceptaron la designación del Ejecutivo, resaltando que se trataba de una empleada de carrera, con dos décadas en el Municipio, y un conocimiento profundo del trabajo de Hacienda. Había comenzado como cajera y se había convertido en la segunda al mando de la tesorería, hasta que fue designada.

Según la denuncia que presentó el Municipio, esos conocimientos habrían sido utilizados para intentar ocultar el desvío de fondos públicos. Según trascendió, se realizaron numerosos movimientos de plata de las cuentas públicas por montos que no levantaban sospechas.

Las transferencias, se detalló, hubiesen pasado desapercibidas si no se realizaba una auditoría profunda de los gastos de la comuna, ya que no superaban los 200 mil pesos y estaban dentro del monto promedio de las erogaciones del área. Sin embargo, cuando el área contable posó la lupa en los movimientos mensuales de fondos, rápidamente descubrió inconsistencias.

La auditoría

El desvío de fondos se ocultaba bajo el detalle de comisiones bancarias. Sin embargo, los bancos cobran en forma directa y en los balances municipales se trataba de transferencias. Es decir, que alguien había enviado el dinero en forma intencional. Determinar quién había sido no resultó complejo. Los funcionarios que tienen la posibilidad de hacer pagos o mover dinero entre las cuentas bancarias del Municipio están individualizados y cuentan, cada uno, con una clave de seguridad diferente (conocidas como token). El usuario que hizo múltiples transferencias fue el que estaba a nombre de la tesorera.

Según se detalló desde el Municipio, los movimientos irregulares comenzaron antes de que Illesca fuese nombrada como Tesorera porque ya pertenecía al área. "Tenía el conocimiento de los mecanismos internos y tenía entre sus funciones hacer el seguimiento de las comisiones bancarias", expresaron desde el Municipio.

Al ser confrontada por funcionarios del Ejecutivo, la funcionaria señalada aseguró que se trató de movimientos de dinero "por error" y se ofreció a reparar el daño económico. Su versión no conformó a las autoridades municipales, que presentaron toda la documentación a la Fiscalía y denunciaron a Illesca penalmente. Ese descargo "fue puesto en manos de la fiscal Eugenia Vallejos", informó Franco.

Al analizar los datos de la cuenta que recibía las transferencias, el Municipio confirmó que no pertenece a la sucursal local del banco Credicoop sino a una particular. Se investiga si es es familiar de la Tesorera.

La maniobra fue detectada al inicio de esta semana. Con los primeros indicios de una maniobra delictiva, Di Tella ordenó acudir a la Justicia, por lo que aún se desconoce si los más de 5 millones de pesos desviados desde marzo de 2022 representan el total de las transferencias, o son solo la punta del iceberg.

Si bien el Municipio continuará con la investigación interna, será la Justicia la que determine si el perjuicio económico fue mayor, así como la existencia de otros implicados.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario