Criticó a la Muni y le cerraron la veterinaria

El profesional que cuestionó la medida abrió para operar a una perra.

Agentes municipales inspeccionaron el local del reconocido veterinario Sergio Gómez y lo notificaron para que cierre sus puertas. El profesional había cuestionado el viernes las nuevas medidas restrictivas a la circulación y la actividad comercial en la ciudad, que le impedían atender a las mascotas y vender medicamentos.

En diálogo con radio LU5, Gómez contó que ayer por la mañana llegaron los inspectores cuando estaba atendiendo a un cliente de Neuquén que había asistido con un turno programado. "Tenía que sacarle un tumor a la perra. Los inspectores ingresaron, les tomé la temperatura y me pidieron que cierre. Yo les pregunté quién se iba a quedar cuidando a la mascota, y me dijeron que tenían la orden de notificarme", relató Gómez. El veterinario dijo que "fue justo una coincidencia que pase esto después de las críticas en los medios" a la prohibición municipal del funcionamiento de las veterinarias, que solo pueden atender urgencias.

Te puede interesar...

"Me parece una tomada de pelo lo que están haciendo. Pero no queda otra; voy a cerrar y colgaré en la puerta el teléfono de la Municipalidad", cuestionó.

Según comentó, la notificación es para que cierre de inmediato el local y cese la atención. "No entiendo, uno puede vender cerveza tranquilamente pero no puedo atender en la veterinaria. Solo me permiten venta por delivery. Además, me notifican de algo que ya sabía, vinieron a tirarme la oreja", contó Gómez.

Relató que antes recibió un llamado del secretario de Fiscalización, Cristian Blanco, pidiendo disculpas por la medida de restricción que afecta a los veterinarios. Pero no pudieron ponerse de acuerdo porque la decisión ya estaba tomada. "¿Qué mejor para mí que tener que cerrar y quedarme tranquilo en mi casa? Pero los animales necesitan atención médica. Lamentablemente no lo entienden", indicó.

Ayer por la mañana, Sergio Gómez fue uno de los profesionales cipoleños que tomó la posta y salió a cuestionar la decisión del Municipio que les impedía la atención al público y solo habilitaba las urgencias.

Tras la definición del cordón sanitario y el cierre de la mayoría de los accesos a la ciudad, el Gobierno resolvió ampliar restricciones a la circulación, retornando a las limitaciones que se habían puesto en vigencia al principio del aislamiento social obligatorio. Esta semana se resolvió disminuir el horario de atención comercial de almacenes de proximidad y supermercados de 9 a 18, y la actividad de delivery hasta las 22.

Estas medidas tendrán vigencia mientras dure la cuarentena por la necesidad de disminuir las posibilidades de circulación y contagio del coronavirus.

"Consideraron a Cipolletti como ciudad con circulación viral comunitaria y por este motivo se tomaron algunas medidas", indicó el intendente Claudio Di Tella, según la definición adoptada por las autoridades sanitarias nacionales. Además, continúa restringida la salida de los vecinos según la terminación de DNI.

LEÉ MÁS

Acceder a créditos es muy difícil para los comerciantes

Covid-19: narcos exigen el beneficio de irse a sus casas

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario