Conocé la leña orgánica que ya se utiliza en el Alto Valle y tiene un futuro prometedor

La empresa nacional "CCU Argentina", el emprendimiento valletano "Biot" y la consultora experta en soluciones ambientales "Damasco" unieron fuerzas y conocimientos para producir la leña de orujo de manzana y llegaron a un acuerdo con el Municipio de Allen para repartirla a cientos de familias que no cuentan con el servicio de gas y necesitan de la madera para poder calefaccionarse.

Katia Giacinti - giacintik@lmneuquen.com.ar

La empresa nacional “CCU Argentina”, el emprendimiento valletano “Biot” y la consultora experta en soluciones ambientales “Damasco” unieron fuerzas y conocimientos para brindar una propuesta sustentable a cientos de familias oriundas de Allen que no cuentan con el servicio de gas y necesitan de la madera para poder calefaccionarse durante el invierno.

Te puede interesar...

Se trata de la leña de orujo de manzana, creada a partir de los desechos de la fruta utilizada para la elaboración de la sidra y que regresa a los hogares en forma de energía de bajo impacto ambiental.

Del proyecto también forma parte la Municipalidad de Allen, que aceptó comprar toneladas de este producto para abastecer a los barrios vulnerables de la localidad, teniendo en mente la creación de un futuro vinculado en su totalidad con el bienestar de la gente y la preservación del medio ambiente.

La inquietud sobre el aprovechamiento de este desecho orgánico surgió por parte de la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU), dedicada a la producción de bebidas que cuenta con operaciones en Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Paraguay y Uruguay, que tiene como principal objetivo cumplir con el plan “Residuo cero”. También son los encargados de elaborar la sidra Real y Sáenz Briones 1888, cuya primera etapa y molienda tiene lugar en el Alto Valle.

El gerente de asuntos corporativos de la empresa, Juan Pablo Barrale, explicó en diálogo con LM Cipolletti que la curiosidad sobre la temática les permitió acercarse a Damasco, un equipo de expertos en temas ambientales, con un proyecto exploratorio para analizar todas las opciones posibles para aprovechar el orujo: desde la industria de alimento de ganado, las hormas de fabricación de ladrillo hasta producción de abono para el campo.

En este proceso de búsqueda también dieron con Biot, un innovador emprendimiento fundado por dos vecinos de Plottier que se dedican, desde hace varios años, a la creación de la leña de orujo de fruta, siendo esta opción la más productiva y acertada para el proyecto. Fue así que las tres entidades se comprometieron a aportar su granito de arena para hacer del mundo, uno mejor.

Orujo

El primer contacto con la Municipalidad de Allen

“Para concretar esta idea necesitábamos de un mercado a cierta escala. Fue por eso que nos acercamos al Municipio de Allen, para saber si podíamos trabajar juntos. Ellos lo vieron como una buena idea y, finalmente, se llegó a la idea de producir leña de orujo para las familias que todos los años reciben leña social”, detalló Barrale.

Para hacer realidad esta idea, el Municipio cedió un predio para almacenar el orujo y llevar a cabo su tratamiento, mientras que CCU aportó la materia prima, Biot la producción y Damasco la logística.

Por primera vez en Argentina, un Municipio logra reemplazar la leña de árbol para abastecer a familias sin gas, invirtiendo menos de lo que se gasta en madero al tiempo que participa de un proyecto de innovación y aprovechamiento de un insumo fruto de la industria de la manzana que se genera en el mismo Municipio.

Prueba piloto

Durante el invierno del año 2018 se llevó a cabo una prueba piloto con 20 familias, la cual obtuvo excelentes resultados. Finalmente, en junio de 2019, CCU, Biot y Damasco entregaron los primeros 18 mil kilos de leña de orujo en bolsas de 20 kilos al Municipio de Allen, quien luego entregó el sustituto de la leña a las familias sin gas.

“Para elaborar esas 20 toneladas de leña se necesitaron 60 toneladas de orujo húmedo. Este va perdiendo peso y agua y se transforma en el leño. En este procedimiento se aprovecha un tercio del orujo, por lo que la potencialidad es mayor y la cantidad de familias que podrían recibirlo, aún más”, expresó Barrale.

Sustentabilidad y competitividad

El precio del orujo resultó ser muy competitivo en comparación con el de la leña y, además, tiene un poder calórico y de encendido mayor. Es que 20 mil kilos de leña de orujo son el equivalente aproximado a 810 garrafas de 10 kilos y con ella se evita la tala de 100 árboles.

El futuro

Barrale confió a este medio que las proyecciones para el próximo año son las de agrandar la producción, que la Municipalidad de Allen continúe con la compra de la leña que produce Biot y que el producto se haga conocido y se venda comercialmente.

Orujo

La fuerza del orujo

- El poder energético (4254 Kcal/Kg) es similar a la leña de algarrobo o piquillín.

- Es un biocombustible 100% natural compuesto por orujo de manzana que genera energía no contaminante fabricada a partir de un subproducto de la industria de la sidra, sin conservantes, químicos ni aditivos.

- No emite humo tóxico ni olores.

- Contiene menos de un 10% de humedad.

- Se seca al sol, sin intervención de otras energías.

- Aproximadamente 350 kilos de leño de orujo equivalen a la leña que se genera al talar un árbol.

- Aproximadamente 1000 kilos de leño de orujo equivalen a 45 garrafas de 10 kilos.

- Es 30% más barato que la leña.

- Es 20% más barato que la garrafa de gas envasado para lograr las mismas calorías.

LEÉ MÁS

Igual que con la cerveza, impulsan la sidra artesanal

El chacarero que desafía a la cosecha tradicional

El sistema de enseñanza Waldorf se abre camino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario