Condenaron a un hombres por acosar a una joven cipoleña en la calle

Se trata de la primera condena por acoso callejero en Río Negro. Se deberán capacitar en perspectiva de género y participar de actividades contra la violencia machista.

Cipolletti es la primera ciudad de Río Negro donde se condenó a un de hombre por acosar en la calle a una mujer. El agresor deberá hacer un curso en perspectiva de género y participar en las actividades por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el próximo 25 de noviembre. Esta decisión se trata de un gran paso para eliminar de raíz la violencia machista en la sociedad.

La pena fue dictada por la jueza de Paz de Cipolletti, Gabriela Lapuente. Según informaron, la condena por acoso callejero es una modalidad que fue Incorporada en mayo de este año como un acto de violencia contra la mujer. En la sentencia se obliga al acosador a capacitarse en perspectiva de género. También lo obligaron a formar parte de la organización de las actividades por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Te puede interesar...

El Poder Ejecutivo promulgó en mayo la ley 27.501 que incorporó el acoso callejero como modalidad de violencia hacia la mujer y lo incluyó como delito dentro del Código Penal. Este proyecto fue sancionado por el Congreso en abril de este año.

El caso condenado ocurrió en camino de acceso a la Isla Jordán de Cipolletti y tuvo como víctima a una joven que padeció insultos, violencia física y psicológica. El hombre reconoció su participación en el hecho.

El acusado manejaba un camión ploteado con el logo de una empresa de distribución de agua y hielo. La empresa involucrada probó en el expediente que no era la titular registral del camión. De hecho, el vehículo es propiedad del hombre denunciado, a pesar de que en otro momento se lo había alquilado a un tercero quién tenía a su cargo el reparto de agua y hielo. En esas circunstancias la firma autorizó el ploteo pero después venció el contrato de alquiler y nunca se retiró el logotipo del rodado.

Con esos argumentos, la jueza consideró que la firma había sido negligente al permitir que circulara un vehículo con la identificación de su producto pese a que en ese camión ya no se repartía agua por el vencimiento del contrato.

De esta manera, la magistrada aceptó el ofrecimiento voluntario de la firma para instrumentar los medios y los contactos necesarios a fin de que todos los integrantes de la empresa (personal jerárquico, empleados y empleadores) participen en un programa de formación en género tendiente a sensibilizar a los participantes, promover valores de igualdad y la deslegitimación de la violencia contra las mujeres.

La empresa indicada, ante la sugerencia judicial, adhirió de inmediato y de forma espontánea. Va a disponer del espacio y sus instalaciones para que todo el personal en horario de trabaje realice la capacitación en género.

La jueza, en su resolución, no sólo ordenó al autor del hecho que se abstenga de volver a repetir este tipo de conductas sino que lo obligó a realizar un curso presencial de capacitación y sensibilización en género y diversidad.

También deberá participar de manera activa en la coordinación, armado y realización de la jornada de concientización por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer a realizarse por el Consejo Provincial de la Mujer y el Área Diversidad el 25 de noviembre.

“A tales fines deberá ponerse a disposición del mencionado organismo para la asignación de tareas o servicios a realizar”, expresó Lapuente.

144

Los argumentos

La jueza de Paz consideró que el artículo 2 de la Ley 26485 de Protección Integral de las Mujeres plantea como objeto la remoción de patrones socioculturales que promueven y sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres. Es decir, concluyó que debía tomar medidas para erradicar los estereotipos de género. También estimó que el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer pidió a los Estados en su Recomendación General Nro. 19 (1992) que actuaran con la debida diligencia para prevenir la violencia contra la mujer y responder a ella.

Sostuvo además que casos como este deben ser juzgados con perspectiva de género y que se deben visualizar situaciones de discriminación o asimetrías que obliguen a valorar la prueba de manera diferente para romper con esa desigualdad. De allí el concepto de “categorías sospechosas” que ya fue utilizado en otro fallo del fuero de familia de Cipolletti. Se explicó que son categorías sospechosas de sufrir discriminación las mujeres, niños, grupos LGTBTI y personas con discapacidad.

La nueva norma incorpora un inciso a la ley 26.485: “Violencia contra las mujeres en el espacio público: aquella ejercida contra las mujeres por una o más personas, en lugares públicos o de acceso público, como medios de transporte o centros comerciales, a través de conductas o expresiones verbales o no verbales, con connotación sexual, que afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad, libre circulación o permanencia y/o generen un ambiente hostil u ofensivo”.

LEÉ MÁS

Denuncian agresión y acoso callejero

Denuncian a un taxista por acosar a una chica de 16 años

Los dramáticos audios de la adolescente que fue acosada sexualmente por un taxista

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario