Con Sarraute, Cipo ya tiene 9 refuerzos

Matías Sarraute llega al Albinegro desde Unión de Sunchales.

Matías Sarraute, un viejo conocido de Gustavo Coronel en el paso de ambos por Independiente de Neuquén, se convirtió en el noveno refuerzo de Cipolletti de cara a la temporada del Federal A.

El marplatense de 28 años viene de jugar el último año en Unión de Sunchales, pero ya estuvo en la zona en el 2015/2016 cuando integró el plantel de Independiente de Neuquén que completó una correcta campaña.

Te puede interesar...

“Se dio todo bastante rápido porque Gustavo (Coronel) me conoce y yo me pude poner de acuerdo con los dirigentes en poco tiempo”, resumió el mediocampista ofensivo, que también puede desempeñarse como el clásico enlace o recostado por una de las bandas. Su llegada suma otra variante al sector de la cancha que el Albinegro más ha apuntalado.

De las nueve caras nuevas, Manuel Berra, Gonzalo Bárez, Cristian Fornillo y la renovación de Pablo Vergara se desempeñan en diferentes posiciones de la línea. Ahora también lo hará Sarraute, quien se sumará en los próximos días a la pretemporada.

Su incorporación causó sorpresa porque todas las gestiones apuntaban a algún nombre de la región, y en especial de características más defensivas.

Más allá del arribo de Sarraute, no hay que descartar el último anuncio antes de que el club decida retirarse del mercado de pases, que ha sido muy productivo en poco tiempo.

“Estoy contento de llegar a un club grande de la categoría, que mueve mucha gente, como Cipo. Jugué en contra y sé lo que es”, expresó el marplatense en un alto del extenso traslado hacia la Patagonia desde su ciudad natal.

Pisaron La Visera

Después de tres días sin tener contacto con la pelota, el plantel concentró la rutina matinal de ayer en La Visera, con distintas estaciones de fuerza pero combinando el contacto con el balón con diferentes desafíos.

Divididos en grupos, cumplieron con lo programado y continuarán sin pausa durante toda la semana, incluso el domingo, porque están transitando la etapa plena de cargas.

Con relación a los partidos amistosos, no se ve con malos ojos la posibilidad de plantear una copa con Sol de Mayo, en serie de ida y vuelta, jugando con el hecho de ser los dos representantes de Río Negro.

Por el momento es lo más firme de esta pretemporada que incluirá por los menos dos cruces más para que Coronel defina el 11 ideal que se estrenará el domingo 1° de septiembre en La Pampa contra Ferro de Genera Pico.

Cruz del Sur podría ser otro potencial adversario, aunque la intención sería que no se juegue en la zona cordillerana, sino en esta ciudad. Todavía no se confirmó ninguno de ellos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario