Colectivos: el valor del boleto urbano se puede duplicar por la quita de subsidios

El dólar es una de las variables. Otra es la poda de los subsidios a los colectivos.

La empresa Pehuenche presentó a principios de agosto su estructura de costos para que el Ejecutivo municipal evalúe un nuevo aumento del boleto urbano. Sin embargo, a raíz del desborde cambiario del dólar, volverá a presentar sus cuentas actualizadas apenas la divisa y la inestabilidad económica den una tregua. Por lo pronto, lo único que se sabe es que el boleto puede llegar a subir mucho si, por ejemplo, ni Provincia ni Municipio quieren hacerse cargo de los subsidios al transporte que eliminará Nación. Sería el peor de los escenarios, pero no descartable hoy.

En tal circunstancia, se tendría que aplicar la tarifa técnica, que precisamente no tiene en cuenta los subsidios. De ser así, el monto podría ser exorbitante. De hecho, la firma lo tiene calculado a junio pasado y en ese entonces alcanzaba los 27 pesos. De estimarse en la actualidad, el monto sería mucho mayor. Y sin exagerar ya que, por ejemplo, en la ciudad de Córdoba se ha ponderado que, en un caso así, el año que viene el pasaje local subiría a 36 pesos.

En Cipolletti, la tarifa real en vigencia desde el 30 de julio pasado es de 17,66 pesos para el recorrido común y de 4,80 pesos para el boleto estudiantil. Los montos fueron aprobados por el Deliberante a principios de mayo pero demoraron en implementarse.

Ayer, uno de los propietarios de Pehuenche, Federico Trasarti, puntualizó que el precio actual únicamente tiene en consideración los costos de la firma a diciembre de 2017, con lo que no están contemplados ni la escalada del dólar, ni las paritarias del sector ni la espiral inflacionaria en general. “El valor está totalmente atrasado”, manifestó.

El empresario estuvo reunido el martes con el intendente Aníbal Tortoriello y el director de Fiscalización Aldo Mildenberg. En el encuentro, les planteó la necesidad que tiene Pehuenche de un nuevo incremento. Al mismo tiempo, les dejó en claro que la estructura de costos que presentó a principios de agosto para una revisión y suba tarifaria está desactualizada y por eso presentará otra.

Aunque la realidad económica del país es aún muy impredecible, la firma tampoco podrá esperar demasiado. Es que el gasoil que utilizan sus unidades ha subido más de 50 por ciento en el año y los salarios que paga se han incrementado en este lapso un 25,4%, producto de un aumento del 15,4 en abril y del 10 por ciento a mediados de agosto.

Menos pasajeros, más dolarización

Usuarios, en descenso

A raíz de la crisis económica, el transporte urbano ha sufrido una caída en la cantidad de pasajeros. Así, en los diez primeros días de cada mes, los usuarios son muchos más que en los 20 restantes. La diferencia es considerable.

Cuestión de moneda

Más de un 80 por ciento de los costos del transporte colectivo está dolarizado. El combustible, los lubricantes y el valor de las unidades son algunos de los componentes de la ecuación empresaria ligados a la divisa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario