El clima en Cipolletti

icon
Temp
73% Hum
LMCipolletti devaluación

Los productores no necesitan una nueva devaluación

La cosecha está por concluir. La calidad de la fruta es buena y se esperan precios adecuados. En las actuales condiciones, una devaluación no aportaría nada.

La cosecha está llegando a su fin, queda muy poco por levantar y entre los productores ya se hacen balances y proyecciones de los resultados. Así, hay certeza de que la temporada ha sido positiva, aunque el volumen de la producción alcanzado ha sido menor al de 2023. En lo económico, ya no se considera necesaria una nueva devaluación.

La temporada tiene todavía por delante la recolección de la variedad de manzanas Pink Lady, que terminará de cosecharse a fines de abril. Se trata de una manzana que no tiene una producción muy grande, en comparación con las principales variedades en explotación, como la Red Smith.

Te puede interesar...

Uno de los referentes locales de los productores, Eduardo Artero, manifestó que, como había adelantado tiempo atrás, se cumplió su proyección acerca del volumen bastante más reducido de la cosecha, pero con una extendida buena calidad de la fruta, que habría sido completa si no fuera que algunos lotes de peras mostraron que parte de la fruta ha tuvo un tamaño más chico que el esperado.

Fruta paritaria
La cosecha de frutas está llegando a su fin. Los resultados han sido positivos. Se esperan buenos precios y no se considera que sea necesaria una nueva devaluación.

La cosecha de frutas está llegando a su fin. Los resultados han sido positivos. Se esperan buenos precios y no se considera que sea necesaria una nueva devaluación.

Puede que influyera en esto la prolongación de la temporada, que se extendió unos diez días más en relación con lo ocurrido en años anteriores. Al parecer, el clima provocó esta circunstancia, ya que por el frío los frutales florecieron más tarde que lo acostumbrado, después el muy alto calor veraniego apuró y arrebató la maduración, pero los primeros fríos de fines de verano y principios de otoño apaciguaron los procesos.

Los efectos del tiempo, por fortuna, afectaron "muy poquito" los trabajos y los frutos de un nuevo ciclo cumplido en la fruticultura del Valle.

Con su prolongada experiencia como chacarero, se animó que los precios de la fruta "pintan bien", ayudado todo esto, un tanto paradójicamente, por la menor oferta de manzanas y peras que habrá en el mercado y por los posibilidades que se abren, en mejores términos, "en un mundo que está comprando todo" en materia alimentaria.

Aporta también a un mejor panorama el hecho de que "ahora somos más competitivos", entre otras razones, porque el precio del dólar oficial y del dólar blue actualmente presentan una diferencia poco apreciable para el desarrollo de la actividad. De esta manera, hoy se pueden adquirir maquinarias, agroquímicos y otros productos necesarios para la labor frutícola sin tener que sufrir que los proveedores se aprovechen de un blue alto para sus transacciones.

cipo-p02-artero-consorcio-regantes.jpg
El referente Eduardo Artero consideró que la producción podría alcanzar buenos precios porque se dan mejores circunstancias que en temporadas pasadas.

El referente Eduardo Artero consideró que la producción podría alcanzar buenos precios porque se dan mejores circunstancias que en temporadas pasadas.

Recordó que en la temporada 2023 no fue buena para los productores, ya que por la inflación y el dólar blue, que distorsionaban el mercado, "casi ni se cobró" por la fruta comercializada.

En cambio, en el presente, consideró que con el proceso inflacionario a la baja y con tendencia a mantenerse en esos niveles más reducidos, ya no se necesita una nueva devaluación del peso frente al dólar. "Ya está, para qué más", expresó, resaltando, una vez más, la gran reducción de la brecha entre el dólar oficial y el blue. "Una devaluación podría no servir" hoy a la economía y, al contrario, podría provocar un nuevo "descalabro" inflacionario.

Lamentablemente, las esperanzadoras expectativas que se abren este año para la fruticultura no alcanzarán para detener un nuevo descenso en el número de productores en actividad. Artero enfatizó que la cantidad de chacareros se volverá a reducir esta temporada, por la edad avanzada de algunos, los pocos jóvenes que muestran vocación por continuar la labor agrícola, la necesidad que tienen algunos productores de alquilar sus tierras o de abandonar directamente la exigente tarea que han cumplido durante muchos años. Este fenómeno, penosamente, no parece tener fin.

Por último, señaló que prácticamente casi todos los trabajadores golondrinas que han participado de la cosecha partieron hace unos días de regreso a sus provincias del norte de la Argentina. Muchos, empezaron a macharse antes de la celebración de la Semana Santa, para compartir con sus familias. Pero una gran cantidad de estos peones rurales volverá en los próximos meses para las tareas de poda y raleo, para las cuales, como para la cosecha, son indispensables.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario