El clima en Cipolletti

icon
Temp
93% Hum
LMCipolletti policías

La CIC relama más personal policial para la ciudad

La cámara empresaria considera que se necesitarían al menos 50 efectivos más en las calles. El gobierno anunció el envío de refuerzos, pero en menor cantidad.

En la ciudad se deberían incorporar, como mínimo, al menos 50 efectivos policiales para empezar a cubrir la notable falta de efectivos que se dio a partir de la pandemia y que alcanza su máximo de carencia en la actualidad. El problema es que las autoridades provinciales a cargo de la seguridad solamente prevén destinar 25 agentes de la próxima promoción de la Escuela de Policías. Es decir, la mitad de lo que se necesitaría.

La conducción del Ministerio de Seguridad y Justicia de Río Negro, que de esas autoridades se trata, también se ha comprometido a enviar cinco automóviles policiales y seis motos, cifras que también se consideran insuficientes.

Te puede interesar...

Es decir, todo suma, toda incorporación en recursos humanos y medios de transporte ayuda a luchar conta la ola delictiva que azota hoy la ciudad. Pero no son los números que se estima serían los adecuados para el momento actual. Se requiere más, porque, si no, la situación será difícil de revertir.

Las evaluaciones las hacen en la Cámara de Industria y Comercio, institución que está muy comprometida con el tema de la seguridad y en la busca de las acciones y gestiones que permitan sacar a Cipolletti del grave problema de inseguridad que hoy enfrenta.

El titular de la entidad, José Luis Bunter, manifestó este lunes que lo ofrecido por el ministerio a cargo de Betiana Minor no está a la altura de lo que hace falta, por más que sea bienvenido lo que se aporte y que contribuya en algo.

Indicó que, en el presente, se requiere sobre todo de más personal de calle, que transite todo el tiempo la ciudad y que pueda atender las urgencias y lo que se presente con la mayor celeridad posible. Lamentó por ello que hoy se vean muy pocos patrulleros recorriendo las calles, por las limitaciones y falencias que sufre el parque automotor de la fuerza pública.

Acotó, además, que las dificultades en materia de personal comenzaron en la época de la pandemia, en que no hubo promociones de nuevos agentes, y se ha agravado por jubilaciones, retiros y bajos sueldos, entre otras causas.

Ante este estado de cosas, la CIC privilegia un trabajo efectivo, apostando a la participación de la ciudadanía y de sus entidades representativas en la búsqueda de soluciones concretas. Por ello, en el plano institucional, está ayudando para que se conforme la Comisión Directiva del Consejo de Seguridad Ciudadano, recientemente reactivado tras años de inacción.

Por otro lado, gestiona por contar con más efectivos y móviles policiales e impulsa ante los ediles la propuesta para que los autos secuestrados que no son reclamados en 90 días se los utilice como patrulleros, o bien para otros fines, como los que podría darle el Municipio para sus actividades.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario