Cierran comedores de los que dependen miles de vecinos

En el movimiento Dignidad Rebelde no tienen implementos de prevención e higiene contra el coronavirus.

Los numerosos comedores y merenderos de la organización social Dignidad Rebelde han cerrados sus puertas y no están atendiendo la demanda de miles de cipoleños que pasan hambre o tienen un déficit alimentario que preocupa.

El cese de las labores se resolvió porque las mujeres que preparan la comida y dan alimento a las personas que lo requieren no cuentan con los mínimos elementos indispensables para evitar el contagio del coronavirus.

Te puede interesar...

Recientemente se había decidido suspender las tareas solamente en el comedor del Anai Mapu, uno de los más concurridos, pero ayer se resolvió extender la medida al conjunto de centros de la organización.

“Es terrible, hay muchísima gente a la que no podremos darle un plato de comida”, manifestó ayer la referente Lila Calderón, quien dijo que ningún nivel del Estado ha respondido efectivamente hasta el momento a sus reclamos para contar con insumos básicos para la higiene y el cuidado de la salud en este momento tan difícil por la pandemia.

“Las compañeras necesitan guantes, barbijos y alcohol en gel, como mínimo, para atender a los vecinos que necesitan alimentarse. También tenemos que contar con más provisión de lavandina y otros artículos de limpieza”, enfatizó.

LEÉ MÁS

Se suspendieron las clases en la UNCo, la UNRN y el IUPA

Desinfectan coles y taxis por el coronavirus

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario