El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
29% Hum
LMCipolletti aceite

Cannabicultores cipoleños: "Hoy dejamos de ser ilegales"

El presidente Alberto Fernández legalizó por decreto nacional el autocultivo de la planta de cannabis para uso medicinal y el expendio del aceite en las farmacias, bajo la prescripción de cualquier médico tratante que se lo indique a sus pacientes.

La persecución criminal de pacientes y cultivadores de marihuana para uso medicinal llegó a su fin. El presidente Alberto Fernández reglamentó por decreto nacional el autocultivo de la planta de cannabis y el expendio del aceite en las farmacias, bajo la prescripción de cualquier médico que lo indique como tratamiento.

La norma 883/2020 salió publicada este miércoles en el Boletín Oficial y provocó una revolución de alegría entre los cannabicultores de Cipolletti y el Alto Valle.

Te puede interesar...

"Resulta impostergable crear un marco reglamentario que permita un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el cannabis como herramienta terapéutica", dice el decreto firmado por Fernández.

La organización cipoleña Cannabis Medicinal Río Negro batalló fuertemente para lograr esta conquista por los derechos de los pacientes y familiares de pacientes que recurren a la planta para mejorar su calidad de vida. Su presidenta, Fernanda Canut, se expresó feliz y entusiasmada. Sobre el alcance del decreto, manifestó: "Hoy dejamos de ser ilegales. Salimos de la clandestinidad. Todos aquellos que quieran cultivar cannabis sativa con fines medicinales se pueden anotar en un registro voluntario, con la prescripción de un médico tratante para hacerlo".

Cannabis Medicinal

La norma derogó el decreto promulgado el 21 de septiembre de 2017 que impulsaba el acceso al aceite de cannabis y sus derivados en un sentido restrictivo, por cuanto sólo permitía su uso a quienes se incorporen a protocolos de investigación en epilepsia refractaria. Además, era económicamente excluyente, atento el alto costo que implica su importación.

Incluso, el registro nacional voluntario que se creó para facilitar el acceso gratuito al aceite de cannabis y sus derivados que la Ley 27.350 garantiza nunca se reglamentó. Todas estas restricciones reglamentarias configuraron barreras al acceso oportuno del cannabis por parte de la población", reza el decreto.

En diálogo con LMCipolletti, Canut advirtió que la nueva reglamentación ofrece cobertura no solo a pacientes con epilepsia refractaria, sino que incluye un abanico de patologías que antes no eran contempladas. Destacó que ya no será un neurólogo el único que pueda prescribir para que el Estado provea el aceite medicinal, ya que el decreto habilita a todos los médicos tratantes que indiquen su uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis y sus derivados.

Cannabicultores 01.jpg

Celebró que la norma legalice el autocultivo e impulse el cultivo nacional, que reglamente un registro específico para usuarias y usuarios que cultivan cannabis para fines medicinales, terapéuticos y/o paliativos, y promueva la creación de una red de laboratorios públicos y privados asociados que garanticen el control de sus derivados. "Los que no quieran cultivar podrán tener su aceite en la farmacia", aclaró.

Por decreto, el presidente establece que "reglamentar adecuadamente el acceso al cultivo controlado de la planta de cannabis, así como a sus derivados, para fines de tratamiento medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, implica cumplir el objeto de la Ley N° 27.350, de garantizar y promover el cuidado integral de la salud, y el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados a toda persona que se incorpore al programa, en las condiciones que se establezcan".

Cannabicultores 02.jpg

En efecto, ya en 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó “eliminar el cannabis y el aceite de cannabis de la lista de estupefacientes, para favorecer el acceso y la investigación sobre posibles terapias que deriven de la planta.

"Con esto se termina el sufrimiento de cultivar y mejorar la calidad de vida de nuestros familiares, parientes, amigos y socios de la organización en la ilegalidad, siempre corriendo el riesgo de un allanamiento y el maltrato. Porque eso es lo que vivimos hasta ahora; y demostrar que somos pacientes bajo tratamiento y que tenemos derecho a cultivar es el regalo más grande que recibimos este año", manifestó Canut.

Actualmente, todas las organizaciones civiles que nacieron para dar respuesta a la propia demanda de aceite de cannabis gozan del reconocimiento jurídico y la legitimación social; y así lo indica la norma nacional.

Cannabis Medicinal Río Negro es una de las seis organizaciones que trabajan en el tema y en conjunto con el Ministerio de Salud de la Nación. En los próximos días tienen que volver a reunirse para aceitar algunos detalles de la reglamentación. No obstante, ya con la norma, los pacientes y cannabicultores solidarios están totalmente amparados y los médicos tratantes son lo que pueden decidir sobre el uso del cannabis para sus pacientes, según la patología que presenten.

Cannabis Medicinal

"Es una gran victoria, una caricia al alma, un gran reconocimiento al trabajo que se viene haciendo desde Cannabis Medicinal de Río Negro capacitado a la comunidad y a los profesionales que integran el equipo. Estamos orgullosos de atravesar la barrera del miedo y de lo que hemos logrado todos juntos", concluyó Canut.

En el Alto Valle, hay al menos 25 profesionales capacitados que acompañan a sus pacientes en la lucha por el acceso al aceite de cannabis para fines medicinales o terapéuticos.

Para mayor información, consultar el decreto presidencial que fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial: https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/237208/20201112.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

1.5151515151515% Me interesa
87.878787878788% Me gusta
1.5151515151515% Me da igual
1.5151515151515% Me aburre
7.5757575757576% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario