El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
100% Hum
LMCipolletti Social

Calderón: "Para evitar tomas, hay que darle tierras a la gente que necesita"

La militante social Lila Calderón dijo que la gente toma tierras porque el Estado no ofrece alternativas. Además, adelantó que la situación social puede empeorar.

La referente de Barrio Obrero, Lila Calderón, dijo que, si no existe una respuesta política/ social a la falta de tierras y viviendas en la ciudad, la situación con los asentamientos se va a agravar. “Para evitar las usurpaciones hay que entregarle tierras a la gente que lo necesita, y no judicializar”, explicó.

En diálogo con LM Cipolletti, la dirigente social cipoleña hizo una evaluación sobre la difícil situación social que se agravó producto de la pandemia y que generó que en las ultimas semanas se organizaran alrededor de ocho nuevos asentamientos informales en distintas zonas de la ciudad.

Te puede interesar...

“A mi criterio el Estado Municipal debe comprar tierras para loteos sociales sin intermediarios para que los valores sean accesibles, a precios populares, o habilitar las 500 hectáreas que plantearon para la urbanización desde calle San Luis hasta el Barrio Obrero. En Cipolletti hay mucha tierra ociosa que debería entregarse a la gente para que puedan construir su casita y vivir, y así se evitarían las usurpaciones”, relató Calderón.

Aseguró que la gente está en estas condiciones porque existe un Estado ausente que no genera políticas públicas de acceso a tierra y vivienda.

“Estábamos en una situación de crisis económica y social, que se agravó por la pandemia. Hay mucha gente que está sin trabajo, y que no tiene otra opción que tomar un terreno. No existen alternativas. El fiscal dice que hay una cultura de la usurpación, pero yo le respondo que esa cultura la impusieron desde el propio Estado, no salió de los vecinos”, cuestionó.

Relató que en el Barrio Obrero hay muchas familias que criaron a sus hijos y que ya son adultos y han formado sus familias, y el terreno queda chico. Que algunos pudieron construir en el mismo lugar, pero otros no tuvieron esa posibilidad y tuvieron que salir a buscar.

“Nosotros estamos en contra de las personas que fomentan la toma de tierras en cooperativas, porque se trata de gente que peleó para tener un lugar donde vivir. Ahí creemos que no está bueno. Lo que si insistimos es que esto se trata de un problema social. El Estado mantiene la posición de que el problema es judicial, no lo ven como un problema político, no quieren ver que hay ocho tomas nuevas en las últimas semanas. Hay una disyuntiva entre los poderes, y la única vía posible que están teniendo es la de judicializar el tema, golpear y desalojar a los vecinos”, añadió Calderón.

También adelantó que, si no hay respuestas urgentes por parte del Estado, el problema se va a agravar.

“La situación social está empeorando, la gente se queda sin laburo, los alquileres están por las nubes y no pueden pagarlos, y la gente no tiene otra alternativa que ir a una toma porque no existe otro horizonte. Hace tiempo no había una situación así de grave: lo vivimos en los 90 con el menemismo, y en el 2009 cuando se armó Barrio Obrero junto a otros asentamientos. Pero esta situación ya se viene gestando desde hace tiempo, no es nueva”, expresó la militante cipoleña.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.3478260869565% Me interesa
13.04347826087% Me gusta
0% Me da igual
1.4492753623188% Me aburre
81.159420289855% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario