Cada vez más comercios se mudan a casas particulares

Los dueños dejan de alquilar y pagar impuestos, para no cerrar.

A tan sólo tres meses del inicio del 2019 ya son varios los locales cipoleños que cerraron sus puertas al público y sucumbieron ante la presión tributaria, el altísimo valor de los alquileres y los costos de los servicios. Sin embargo, muchos de esos comerciantes, decididos a aguantar la crítica situación económica, se volcaron a lo “informal”, ya sea desde la comodidad de sus hogares o en los conocidos y súper concurridos showrooms. Se trata de una modalidad que permite tener manejo total del dinero y el ahorro, pero que genera malestar entre quienes aún se manejan formalmente y se niegan a cerrar.

La vicepresidenta de la Cámara de Industria y Comercio, Natalia Chemor, explicó en diálogo con LM Cipolletti que este año se registraron más cierres en comparación con el mismo período de tiempo en el 2018 y que, lamentablemente, esperan que el número se incremente de manera considerable en los próximos meses.

Te puede interesar...

“Si cierran es porque los números no dan. No es difícil de entenderlo, lo que falta acá es coraje, adoptar una verdadera posición de querer cambiar las cosas. La base de la inversión –de la que todos hablan livianamente- es el ahorro. Si ahorrás existe la posibilidad, por ejemplo, de mejorar tu local o de comprar mobiliario nuevo. Pero esa posibilidad las quita el Estado con la presión tributaria, las tasas municipales y los curros, como la obligatoriedad del grabado de autopartes con una única empresa. Todo esto lleva que seamos nosotros los que nos tengamos que ajustar, y no ellos”, sentenció.

A su vez, remarcó que en la actualidad hay una tendencia de los comerciantes de pasarse a lo informal, y que se trata de un hecho que se viene pronosticando desde hace bastante tiempo. “Ha aumentado mucho lo que es la comercialización por redes sociales. Cuando entrás a Facebook ves ofertas de ropa de gente que viajó a Buenos Aires, trajo la mercadería y después decidió venderla en su casa. Siempre atacan a estas personas, pero mi visión es distinta. No podemos castigarlos porque están sobreviviendo, escapando de un sistema que los agobia”, comentó Chemor.

Finalmente, la vicepresidenta del CIC detalló que, de alguna manera, el Estado también impulsa esta modalidad de venta y que no se involucra a la hora de hablar sobre el crecimiento de los comerciantes. Al respecto, concluyó: “Se encargan de fomentar el monotributo social, pero no podés pretender que estén toda la vida bajo ese monotributo, tienen que avanzar. También fomentan ferias de todo tipo que las bancan los comerciantes formales. Esa es la injusticia y por lo que la gente se enoja. Hay que bajar impuestos y la presión tributaria, y van a ver cómo empiezan a generar”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario