Barrios populares de Las Perlas van por la urbanización

Buscan incorporarse al registro nacional para que las tierras sean expropiadas.

Vecinos de diferentes tomas de Las Perlas plantearon la necesidad de ser parte del relevamiento de barrios populares. Esto les traería diferentes beneficios, como por ejemplo ser tenidos en cuenta para la regularización de su situación y así poder contar con servicios básicos.

Este último fin de semana se acercó al paraje la diputada nacional Silvia Horne, quien encabezó una jornada de trabajo junto al referente vecinal Juan Sebastián Villarreal y el equipo de promotores territoriales que están desarrollando los relevamientos de viviendas populares.

Te puede interesar...

En Las Perlas, aseguran, hay más de 16.000 habitantes asentados sin regularización dominial y dependen de la provincia de Neuquén en todos los servicios básicos, particularmente la salud.

Horne explicó que la ley, de la que es una de las autoras, surgió a partir del relevamiento de barrios populares que comenzaron a hacer las organizaciones sociales, y consideró que el punto más importante es que suspende los desalojos por cuatro años de todos los barrios que figuran en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap), que a nivel nacional son más de 4000 y en Río Negro superan largamente el centenar.

“Los terrenos no se regalan, los vecinos realizan un repago al Estado en cuotas, de acuerdo con sus posibilidades, que nunca deben superar el 20% de los ingresos familiares”. Silvia Horne diputada nacional del Frente para la victoria

La otra herramienta importante de la ley es el certificado de vivienda familiar, que además de garantizarle al vecino que no va a ser desalojado, le sirve para realizar trámites como el cambio de domicilio o la gestión de algún servicio. La ley declara de utilidad pública toda la tierra ocupada por los barrios populares, sujeta a expropiación por parte del Estado nacional, y luego se realizará la regularización dominial, con cargo, para que cada familia tenga su título de propiedad.

“Los terrenos no se regalan, los vecinos realizan un repago al Estado en cuotas, de acuerdo con sus posibilidades, que nunca deben superar el 20% de los ingresos familiares. El caso particular de Las Perlas es distinto porque muchos de los vecinos han pagado, entonces esos terrenos, al momento de realizar la expropiación, no se deben pagar nuevamente al titular de la tierra”, explicó. Y sostuvo: “El Renabap viene a resolver gran parte del problema porque todos los barrios relevados van a ser expropiados por el Estado nacional y se tienen que coordinar acciones para el acceso a los servicios y a la salubridad”.

Sobre los beneficios de estar incluidos en el relevamiento, Villarreal afirmó: “Ahora las familias van a estar anotadas en un papel, porque eran invisibles para el Estado y para las empresas de servicios”. En el 2016 se relevó a unas 800 familias y ahora se sumarán otras 600.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario