Barrio Nuevo: los vecinos ni piensan en desalojar las tierras

La toma se produjo hacia el final de la gestión municipal anterior. La Justicia ha convocado a sus participantes pero ellos ya desarrollan su vida comunitaria.

Los pobladores de la toma Barrio Nuevo, la última surgida en la ciudad, se preparan para asistir a la audiencia programada para mañana por la Fiscalía que lleva la causa por la ocupación. Tienen la firme convicción de no desalojar las tierras y, en cambio, sí se muestran dispuestos a adquirirlas y avanzar así en la regularización.

Para la tarde de ayer tenían prevista una reunión de delegados y para hoy han programado una asamblea general para terminar de definir las posturas que sustentarán en el encuentro con la Justicia.

Te puede interesar...

Abigail, habitante del asentamiento, manifestó que "el conjunto de los vecinos nos vamos a quedar. Eso ya no se discute". Indicó que lo que hablarán internamente no tiene nada que ver con la alternativa de abandonar el lugar.

De hecho, expresó que ha crecido mucho el número de las familias participantes que han empezado a levantar su hogar en las parcelas a las que han accedido y, por tal motivo, nadie piensa en irse. Al contrario, se ha ayudado a una madre soltera y a otra con un chico con autismo para que puedan tener al menos una precaria vivienda. La solidaridad es una fuente de consolidación del asentamiento.

Ocurre que son muchísimos los pobladores que padecen inconvenientes económicos y que no pueden, por ejemplo, seguir pagando un alquiler. La difícil realidad social los ha llevado a asentarse en las tierras de la barriada, ubicadas cerca del Anai Mapu.

Un relevamiento efectuado por el Municipio hace unos días determinó que son 257 los lotes delimitados en el lugar, correspondiente a otros tantos grupos familiares. Se trata de una cantidad considerable, que ha vuelto a poner sobre el tapete las enormes necesidades habitacionales de Cipolletti.

En la reunión en Fiscalía de mañana está prevista la participación de funcionarios del Municipio. Las tierras de la toma se encuentran en un sector que la comuna procura urbanizar, motivo por el cual hasta podrían ser expropiadas.

Preocupaciones y trabajo conjunto

El fuego tan temido

Los habitantes del Barrio Nuevo están muy preocupados por los tres incendios que han afectado a viviendas del lugar. Se desconocen las causas pero se tornan indispensables medidas de prevención y seguridad contra los siniestros.

Retiran desperdicios

Las tierras ocupadas eran antes un basural clandestino. Por eso, los pobladores se han encargado de efectuar arduas tareas de limpieza para mejorar las condiciones de habitabilidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario