El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
12% Hum
LMCipolletti fiesta

Barba Azul: no era fiesta clandestina y zafaron de la multa

El Municipio aceptó el descargo y levantó la clausura. No era una fiesta clandestina, sino una reunión familiar permitida.

Al final, la fiesta que un grupo de jóvenes celebró en la rotonda de Ruta 151 y 22 no era prohibida; y la clausura que recibió el local Barba Azul, ubicado en la rotonda cipoleña de las rutas 22 y 151 quedó sin efecto. Los responsables, quienes en su momento recibieron un acta de contravención y al menos 10 fueron detenidos por entorpecer el procedimiento de los inspectores y policías, demostraron en su descargo que no correspondía que se los sancione por una fiesta clandestina que no existió.

Si bien hubo una denuncia y un procedimiento acorde a la denuncia, en el Juzgado de Faltas presentaron la prueba que echó por tierra la multa que podrían haber recibido si realmente hubiesen celebrado una fiesta prohibida que el Estado desalienta para evitar nuevos focos de contagio por Covid-19.

Te puede interesar...

En el Juzgado de Faltas, los organizadores acreditaron fehacientemente que se habían reunido en familia; y que la reunión era permitida, no excedía los límites establecidos. Por consiguiente, los inspectores levantaron la clausura preventiva posterior al procedimiento realizado el pasado 23 de enero.

Rompieron las fajas en Barbazul.jpeg

La titular del organismo municipal, Cecilia San Pedro, informó que los responsables, al realizar su descargo, "acreditaron que había poca gente, 20 personas aproximadamente; y presentaron todos los DNI que concordaban con las actas hechas por los inspectores. Eran familiares". Además, la jueza de Faltas comentó que "ya no utilizaban ese espacio como local bailable o confitería". Por lo tanto, añadió: "Nosotros no cobramos por la contravención de fiesta clandestina".

La jueza defendió el procedimiento ejecutado por los inspectores de Comercio, en conjunto con personal de la Comisaría Cuarta, ya que procedieron ante una denuncia, donde había gente reunida fuera del horario establecido y en un lugar que funcionó como local bailable, antes de la pandemia de Covid-19. No obstante, aceptó el descargo porque "demostraron que era una reunión familiar". Y aclaró que de igual forma se les cobró una multa por destinar el espacio para fines comerciales, sin contar con la habilitación correspondiente.

Concretamente, los inspectores advirtieron que vendían leña en el patio del establecimiento. "Se les cobró una multa de unos 30 mil pesos, por no estar habilitados para ese rubro", indicó San Pedro.

Recordemos que desde el inicio de las restricciones, para evitar los contagios de Covid-19, el Municipio de Cipolletti fue muy estricto respecto de las personas que violen la normativa y pongan en riesgo sanitario a la comunidad. Por eso, durante el invierno pasado, los concejales aprobaron la ordenanza que actualiza y establece multas altísimas para quienes violen las restricciones, organicen encuentros multitudinarios clandestinos y también para quienes asistan.

De acuerdo a la norma, todas las personas que realicen reuniones sociales entre grupos no convivientes en espacios públicos, serán sancionados con una multa de $20 mil para cada uno de los participantes. Además, para quienes incurran en el incumplimiento de la prohibición de realizar reuniones sociales entre grupos no convivientes en inmuebles privados, la multa también será de $20 mil para cada uno de los participantes, y una sanción que irá desde los $50 mil y hasta los $250 mil para el titular del inmueble en que la misma se realizara.

El otro lugar que fue motivo de clausura es La cancha bar, donde un bartender fue viral luego de servir tragos de boca en boca a los clientes. Los organizadores se presentaron la semana pasada con un abogado particular, y ante el Juzgado de Faltas indicaron que el acta estaba mal labrada. Solicitaron que se levante la sanción, lo cual se está analizando.

Otras multas

Por otra parte, se están abonando las multas de 50 mil pesos para las personas que circulan por esta ciudad en horario no permitido, y no tienen un permiso que las avale. Desde el Juzgado de Faltas se advirtió que hay muchas contravenciones de este tipo. "Tuvimos 10, la semana pasada", precisó San Pedro.

A los infractores se los muta y detiene, además de que el vehículo en el que transitan queda secuestrado por los inspectores municipales.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

23.809523809524% Me interesa
14.285714285714% Me gusta
14.285714285714% Me da igual
4.7619047619048% Me aburre
42.857142857143% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario