El titular del área, Guillermo Fernández, aclaró que los ataúdes que estaban en espera se encontraban en nichos provisorios y que desde el jueves 30 de agosto, fueron acomodados y trasladados al nuevo sector. Además, agregó que “se acondicionó el elevador para poder utilizar todos los espacios disponibles”.

La obra de construcción de los 1200 nichos en el cementerio implicó una inversión de $12.700.000. Dentro de los trabajos de reacondicionamiento del lugar, se pavimentaron los caminos troncales de acceso dentro del cementerio con una inversión de 1.800.000 pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario