Violencia de género: la casa refugio apenas da abasto

Las instalaciones están casi siempre llenas, como en la actualidad.

La casa refugio para mujeres víctimas de violencia de género está en estos momentos con sus instalaciones completas, lo que suele ser usual. Son muy pocas las veces en que faltan ocupantes. Lamentablemente, las agresiones a mujeres no paran de crecer y la alarma mantiene a la sociedad en alerta.

En la institución cipoleña están alojadas hoy nueve personas. El conjunto se trata de madres acompañadas de sus hijos, ya que la furia de los maltratadores vuelve imposible que las familias sigan conviviendo. Los riesgos de que los chicos sean también objeto de ataques son demasiados.

Te puede interesar...

A ocho meses de su apertura, la casa refugio, sostenida por el Municipio, tiene prácticamente su personal ideal completo. Lo cual es de gran trascendencia por cuanto son pocos los períodos en que las dependencias no están llenas o casi totalmente llenas.

Su responsable general, la concejal Marisa Lazzaretti, se refirió a la labor que se viene efectuando y destacó los resultados de un reciente encuentro organizado por Nación en Buenos Aires, con representantes de hogares como el cipoleño pertenecientes a localidades de distintas provincias. En la reunión, se pautó la incorporación de un software especial, a partir del cual se coordinarán esfuerzos y se optimizarán los recursos y potencialidades que las entidades tienen hoy.

Por otro lado, se buscará dar más difusión al número telefónico nacional 144, que está disponible en forma gratuita los 365 días del año y a toda hora para la atención y prevención de la violencia de género. La central cuenta con 24 operadores, que cumplen turnos de seis horas cada uno y que están capacitados para responder a las urgencias en la forma más apropiada. Para ello, Cipolletti y una cantidad creciente de localidades del país han proporcionado información sobre los medios y posibilidades que tienen para enfrentar la demanda de ayuda.

Lazzaretti, titular del Deliberante, fue categórica en cuanto a que, por desgracia, la violencia de género está en expansión y por eso el Estado, en conjunto con otros actores de la sociedad, deben arbitrar las respuestas necesarias para el amparo de las víctimas.

En la ciudad, los niveles de agresividad suelen alcanzar niveles extremos y en cifras que han tornado indispensable la actividad de la casa refugio. Hasta se han dado casos de violentos que arribaron a Cipolletti con sus familias en busca de huir de la persecución judicial y policial de otra jurisdicción.

9 personas están alojadas al presente. No hay más lugar.

El número está conformado por madres con sus hijos, que deben ser atendidos en conjunto. La mujer que más tiempo ha debido permanecer en el lugar estuvo más de tres meses

Necesidad de una atención constante

Personal casi completo

En la casa refugio solamente falta que se incorpore una asistente social más para tener la dotación de personal que se estima completa. Ya hay una asistente social, una abogada, dos operadores institucionales, dos acompañantes terapéuticos y dos psicólogos.

Más casos, más compromiso

“La violencia de género está en crecimiento”, advirtió la concejal Marisa Lazzaretti. Paralelamente, en la sociedad y en los medios de comunicación se observa un mayor compromiso para luchar contra el flagelo y para ayudar y dar contención a las víctimas.

LEÉ MÁS

Denuncian que un comisario acusado por violencia de género volvió a atacar a otra mujer

Una familia cipoleña denunció que la Policía allanó su casa por error

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario