El clima en Cipolletti

icon
Temp
83% Hum
LMCipolletti vacuna

VIH: a un paso de la vacuna que puede cambiar el mundo

Un joven argentino contó cómo se vive la experiencia de ser parte del estudio de Fase 3 de la vacuna para prevenir el VIH. "Esto puede cambiar el mundo", expresó.

Argentina forma parte de un estudio mundial de Fase 3 para analizar la efectividad de lo que puede ser la primera vacuna para prevenir los contagios de VIH. Cientos de personas ya prestaron su cuerpo para las pruebas en humanos y se cree que para el 2023 puedan existir resultados tangibles. Uno de los voluntarios contó su experiencia y llamó a la ciudadanía a participar asegurando que no existen riesgos, sólo esperanzas de cambiar la historia de la humanidad.

Humberto Costa es misionero, tiene 36 años y actualmente vive en Colegiales, Buenos Aires. Es diseñador gráfico y fotógrafo, y junto a su pareja Matías son voluntarios en las pruebas impulsadas por la Red de Estudios de Vacunas para el VIH (HVTN) de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH) y la farmacéutica Janssen. Ya se aplicaron dos de las cuatro dosis de la vacuna experimental que tiene por objetivo generar anticuerpos para evitar el contagio.

Te puede interesar...

“Había leído algo sobre el estudio de una vacuna, pero sin mayores detalles, hasta que un amigo me contó que había entrado como voluntario en Argentina. Junto con mi pareja nos interesó mucho, y fuimos a la primera consulta en el hospital de Ramos Mejía. Nos dieron la información principal, pero me surgieron dudas y pedí hablar con los infectólogos: allí vi que no existía ningún riesgo para mi salud y que era súper necesario participar para lograr resultados”, relató Humberto en diálogo con La Mañana.

Se trata del primer estudio de este tipo que se realiza en Argentina, denominado Estudio Mosaico. También se realiza en Brasil, España, Estados Unidos, Italia, México, Perú y Polonia y participan 3.800 personas de entre 18 y 60 años que no tienen VIH.

humberto costa.jpg
Humberto es diseñador gráfico y fotógrafo, y las pruebas no afectan su profesión.

Humberto es diseñador gráfico y fotógrafo, y las pruebas no afectan su profesión.

“Yo comencé como voluntario en febrero y son cuatro dosis que se aplican en el transcurso de un año: una cada tres meses. En mayo me aplicaron la segunda dosis. Antes de empezar a formar parte del equipo firmas un consentimiento informado y accedes a involucrarte al menos por tres años. El primero consiste sólo en aplicar las vacunas y controles rutinarios, y los restantes se examina y evalúa la efectividad de la fórmula”, explicó.

Embed

Añadió que las contraindicaciones especificadas son las mismas que puede generar cualquier inyectable como un cuadro febril, mareos o nauseas.

“Luego de la aplicación tenemos que quedarnos 40 minutos en el centro médico para esperar cualquier efecto inesperado, como puede ser una reacción alérgica. En caso de que eso pase, estando allí tenemos atención de inmediato. En mi caso con la primera aplicación tuve un poco de fiebre y decaimiento, y en la segunda algo de dolor de cabeza. Esos síntomas se fueron al segundo día sin mayores inconvenientes”, relató Humberto.

Los voluntarios no perciben ningún beneficio económico

Según dijo, no hay posibilidad de una infección con el virus porque las vacunas no contienen partes del virus como suele ocurrir con otras fórmulas, ni tampoco hay una necesidad de exponerse para evaluar la efectividad.

“Lo que busca la vacuna es fabricar los anticuerpos necesarios para evitar el contagio, y con los análisis de sangre se examina eso. No tenemos que exponernos, e incluso nos entregan kits para mantener relaciones sexuales seguras”, comentó.

Humberto asegura que este estudio, que podría cambiar la historia de la humanidad, necesita mayor difusión para lograr que la cantidad de gente necesaria para finalizarse se presente como voluntaria.

humberto costa 4.jpg

“Yo comencé a difundir mi experiencia en Twitter y fue increíble toda la gente que me escribió desconociendo que se estaba ensayando con una vacuna en Argentina. La investigación lleva muchos años, pero muchos no sabían. La intención es divulgar y que existan muchos más voluntarios para poder avanzar con los ensayos y poder salir lo antes posible de esta pandemia que es el SIDA”, comentó.

En su Twitter Humberto cuenta el paso a paso de ser voluntario.

Dijo que nacer en la década del 80, en plena crisis del VIH y pertenecer a la comunidad LGBT, lo vincula de una manera especial con la enfermedad que transitan muchos de sus conocidos y que incluso se llevó a varios amigos.

“Estoy muy interesado en la cuestión social. Cuando era chico esta enfermedad era solo de putos y drogadictos, pero eso cambió. Hoy hay tratamientos eficaces y sencillos, pero tener una vacuna que evite el contagio va a cambiar el mundo de verdad”, afirmó.

Embed

Añadió que es emocionante saber que se está muy cerca de poder terminar con el VIH y que deje de existir de una buena vez.

“Soy cociente que estoy prestando mi cuerpo para algo que puede cambiar a la humanidad. Al principio me emocionaba mucho, y hoy ya lo tomo con más tranquilidad: me pongo la vacuna y sigo mi vida normal. Es un compromiso participar, y lo tomo con la seriedad que se necesita, manteniendo mis cuidados”, explicó.

El ensayo es de doble ciego que implica la aplicación de dosis de la vacuna y dosis con placebo. Ni los voluntarios ni el equipo de científicos puede conocer a quién le dan una y a quién lo otro hasta finalizada la investigación.

vacuna.jpg
Se espera que para 2023 exista evidencia científica sobre el efectividad de la vacuna.

Se espera que para 2023 exista evidencia científica sobre el efectividad de la vacuna.

El secreto de la vacuna contra el VIH

Según contó el infectólogo de la Fundación Huésped, Pedro Cahn, la vacuna se basa en la combinación de varias proteínas del VIH que se agregan genéticamente a un vector viral (el adenovirus 26) inofensivo para los humanos, pero que resulta efectivo para generar inmunidad específica contra las diferentes cepas de VIH que circulan en el mundo.

El desarrollo está impulsado por el laboratorio Janssen de Estados Unidos y esperan que para 2023 existan resultados precisos sobre su efectividad.

"Lo que hace esta vacuna es estimular al sistema inmune a producir anticuerpos protectores. El estudio se focaliza en evaluar la reacción en el cuerpo del paciente y su respuesta inmunológica, es decir, los anticuerpos que generaron”, detallo Cahn.

El estudio se encuentra actualmente en Fase 3 e involucra a miles de voluntarios de ocho países de América y Europa. El proyecto comenzó hace 12años y ya cuenta con ensayos en simios. Esta etapa de la investigación y sus resultados definirá si se aprueba o no para la comercialización.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

17.142857142857% Me interesa
71.428571428571% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
11.428571428571% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario