Una obra social cerró por ataque contra el personal

El Ipross ayer no atendió al público en Cipolletti para respaldar a las empleadas que fueron amenazadas por una afiliada.

En las oficinas del Ipross en Cipolletti suspendieron la atención al público por la violenta agresión de una afiliada al personal. El jueves, la mujer agredió y amenazó de muerte a varios empleados y los trabajadores ayer decidieron no abrir las puertas de las oficinas como señal de protesta.

Ante las quejas de los afiliados que se toparon con el local cerrado justo antes del feriado navideño, el titular del Ipross, Claudio Di Tella, explicó las razones a través de LU19. “Tuvo que concurrir la Policía para calmar la situación. No es la primera vez que lo hace”, dijo Di Tella sobre la afiliada.

El funcionario aseguró que la mujer ya tiene varias denuncias. “Esta persona deberá mandar a otra para gestionar las prestaciones a futuro”, indicó.

Agregó que los empleados, en su mayoría mujeres, están con mucho nerviosismo y miedo y por eso se aceptó el cierre del local. Según Di Tella, no hubo complicaciones para los afiliados que tenían urgencias ya que fueron derivadas a las oficinas que la obra social tiene en Fernández Oro. “Hay que generar la tranquilidad para los empleados. Hay auditoras que debieron tomar licencias psicológicas” por lo ocurrido, comentó Di Tella.

Según se conoció, la afiliada debía concurrir a Bariloche por un control, pero exigía el traslado en taxi y rechazó la posibilidad de ir en un colectivo o ambulancia. Ante la falta de acuerdo, se produjo el episodio violento y las amenazas contra las empleadas que le habían transmitido la negativa a sus reclamos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario