El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti escuela

Un asco: vándalos orinaron y defecaron en una escuela cipoleña

Entaron, pero no robaron nada. Dejaron sus necesidades por toda la Escuela 248 y estamparon contra la pared varios maples de huevos que tenía la institución para el comedor.

La sorpresa más desagradable se llevaron los porteros de la Escuela 248 cuando al acudir temprano primero sintieron feo olor y, luego, descubrieron que autores ignorados habían ingresado para hacer daño y dejar sus necesidades por todos lados. "Hicieron pis y caca por toda la institución", dijo Cristina Mardones, la directora.

También ocasionaron destrozos al agarrar varios maples de huevos que tenían en el comedor de la escuela -de jornada extendida- y estamparlos contra las paredes, donde había material didáctico de las seños. "Fue horrible encontrarnos con la escuela en estas condiciones, una situación muy desagradable", reiteró.

Te puede interesar...

Descubrieron el hecho a primera hora de la mañana del lunes, cuando los porteros ingresaron a la institución que está en la calle La Esmeralda 1677, del barrio de las 432 Viviendas.

La directora del establecimiento dijo que no se sabe con exactitud por dónde ingresaron porque las aberturas no habían sido forzadas. Sospechan de un ventiluz. Tampoco saben quiénes fueron, pero por las condiciones en las cuales encontraron el establecimiento lo más seguro es que hayan sido varias personas.

"Nos puso muy tristes esta situación, ninguna escuela lo merece", expresó la docente. Tampoco le encuentran una explicación. "No entendemos el motivo de la agresión", indicó Mardones. Y lamentó las consecuencias del hecho. Es que hubo que llamar a la Policía y realizar una limpieza en profundidad que llevó tiempo. Por ese motivo, desde la dirección se vieron en la obligación de suspender el turno mañana.

"Del lugar no se llevaron nada, fue la situación desagradable de encontrar la escuela en esas condiciones", expresó la directora Mardones.

Luego también quedó suspendido el turno tarde porque el sistema de calderas estaba apagado y con los primeros fríos la escuela era un hielo. Las actividades escolares se retomaron este martes, aunque la directora confesó que el mal olor persiste en algunos sectores. No volvieron a encontrar nada desagradable, pero los porteros reiteraron la desinfección.

La directora destacó y agradeció el gran trabajo que hizo el personal auxiliar para que la escuela esté en condiciones nuevamente. No obstante, advirtió que la escuela tiene inconvenientes en el sistema de calderas hace tiempo y solicitó que el Consejo Escolar haga las reparaciones que vienen pidiendo.

"La escuela no está completamente calefaccionada porque el sistema e calderas no funciona en todos lados. Hay una que directamente no prende, esa es la realidad que sufrimos", manifestó.

Subcomisaría 79

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario