El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
32% Hum
LMCipolletti familia

Tuvo secuestrada y abusó de su pareja durante 23 años

La Justicia sentenció a un mecánico rosarino a 26 años por una serie de delitos aberrantes contra quien era su pareja.

La Justicia de Santa Fe condenó a 26 años de prisión al mecánico rosarino que tuvo durante 23 años secuestrada a su pareja, a quien abusó sexualmente y la mantuvo como esclava.

Los jueces sentenciaron a 26 años de prisión a Oscar Alberto Racco, de 60 años, quien fue hallado culpable de privación ilegítima de la libertad agravada en concurso ideal, con reducción a la servidumbre, y en concurso real, con abuso sexual con acceso carnal agravada por el uso de arma de fuego en perjuicio de su ex pareja, identificada como María Eugenia Puccio.

Te puede interesar...

El estremecedor caso empezó en diciembre de 1995, cuando la víctima inició una relación con el hombre, que la duplicaba en edad. En ese entonces, Puccio tenía 19 años y era madre de un niño de dos, que fue producto de unarelación anterior. En los primeros meses de noviazgo, Racco ya había demostrado su actitud violenta y hasta se había enfrentado con la familia de la joven pero en aquel momento, la Policía no se metía en temas “de familia”.

Así, cinco meses más tarde, el agresor se la llevó a vivir a su casa, en el barrio Cura, de Rosario. A partir de allí, comenzó el calvario para la mujer: el malviviente la encerró con llave en una habitación sin picaporte, la encadenada a la cama mientras él no estaba, la golpeaba, le pegaba cinturazos y latigazos, incluso mientras la ubicada debajo del tanque de agua mientras a ella le caía agua, la violó, la torturó psicológicamente y hasta le llegó a cambiar la identidad, haciéndola pasar como Lucía. Un infierno que duró 23 años.

“Creí que él conocía a todo el mundo, que nadie podría ayudarme. Siempre me pregunté qué era lo que estaba pagando, qué le había hecho, porque él siempre me decía que yo tenía que pagar”, expresó la víctima, que solo vio una vez en todo este trágico momento vio a su hijo y a su familia, la cual intentó visitarla varias veces, pero Racco la echó con amenazas y hasta con un arma en su posesión.

La mujer logró escapar en 2019, luego de esconder su DNI en la zapatilla y aprovechar que el abusador dejó la puerta sin candado cuando fue al baño. Así, radicó la denuncia y tres semanas después, la Policía arrestó al delincuente.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

10.526315789474% Me interesa
10.526315789474% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
78.947368421053% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario