"Si hubieran sido varones, no las mataban"

Ofelia Villar, madre de Verónica, recuerda a su hija asesinada en 1997.

El dolor de una madre que perdió a su hija de la peor manera es imposible de contar en palabras. Ofelia Villar, mamá de Verónica, tiene la mirada triste, y una fuerza inquebrantable. "Ella era muy alegre, le gustaba la música y andar en bicicleta. Las tres eran muy amigas y sólo eran risas cada vez que se juntaban. Ese domingo comimos un asado en familia y fue la última vez que la vimos", relató Ofelia.

La tarde del domingo, María Emilia llamó por teléfono a la casa de los Villar e invitó a Verónica a su casa para pasar la tarde. Las tres juntas salieron a caminar, pero no las dejaron regresar.

La única muerte es no tener memoria

"Fueron años muy duros, pero la única muerte es no tener memoria. Pasó todo muy rápido, y no estábamos preparados. Destruyó nuestra familia. Todo el sistema trató de doblegarnos, pero no nos dejamos", relató Ofelia. El apoyo de la comunidad, que salió y copó las calles, fue esencial. "Primero salió la gente a buscarlas, después apareció la Policía mostrando su incapacidad y el poder de encubrimiento. Estábamos desesperados, no entendíamos qué había pasado. Nos decían que andaban por ahí y que había que esperar las 48 horas. Después aparecieron todas las mentiras, muy similares a lo ocurrido con Santiago Maldonado", comentó la madre.

En aquel momento testigos anónimos denunciaban que las habían visto en un camión, en Villa Regina y en la Isla Jordán. "Aquí hubo un triple femicidio, porque existió un Estado que garantizó la impunidad en este caso y en otros 15 más. Si eran varones no las mataban. Creíamos que vivíamos en una ciudad de paz, y resultó un eslogan mentiroso, porque entre las sombras trabajaba la impunidad. Desde un primer momento hubo intencionalidad para que no sepamos lo que pasó, ni quién lo hizo", criticó la mujer.

A Kielmasz lo definió como un personaje siniestro. "Buscaron a una persona que dé con el perfil del asesino, y Kielmasz encajó. Querían buscar culpables para cerrar la causa. Los estudios demostraron que es un psicópata y un peligro para la sociedad: debe quedarse en la cárcel o decir lo que sabe", remarcó Ofelia.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario