"Ámbar se quedó inmóvil mirando el cuerpo de Verónica"

Dante Caballero, junto a su perra Ámbar, encontraron el primero de los cuerpos en Los Olivillos. Junto a LM Cipolletti volvió al lugar.

El lunes 10 de noviembre, apenas se enteró que las chicas desaparecieron, Dante Caballero salió a buscarlas junto a su esposa. Ambos tenían una empresa de transporte escolar y una amiga de Paula, Martina Blocki, era pasajera. Fue ella quien le pidió que lo haga.

Tras un largo recorrido sin resultados, Dante volvió a salir caminando en la mañana del martes, pero esta vez llevó a su perra Ámbar. Caminaron por las vías y en la zona de Los Olivillos la perra olfateó algo y se quedó inmóvil. Era el cuerpo de Verónica. "La llamaba a Ámbar, y no me hacía caso. Me acerqué y la vi. Me fui asustado hasta la ex Comisaría 69 porque venían dos personas en bicicleta", relató Caballero. La noticia comenzó a divulgarse y de inmediato el lugar se llenó de policías, periodistas y curiosos. Nadie respetó la zona.

"Fue un desastre. Todos entraban y pisaban el lugar"

"Llega noviembre y la impotencia invade mi cuerpo. Siento mucha rabia que aún no se sepa lo que pasó. Fue decepcionante la actuación de la Justicia. Creo que nunca sabremos la verdad, ni siquiera continúa la investigación. Yo no creo que Kielmasz haya estado solo. Se habló mucho de drogas y de mafias, pero las pistas nunca se investigaron", comentó Caballero.

El hombre asegura que la ciudad cambió desde ese noviembre de 1997. "No quise volver nunca más a éste lugar. Es la primera vez que vengo desde que encontré los cuerpos. Me tocó muy profundo todo lo que pasó, y es una herida que no sana porque no hubo justicia. Lamento mucho todo esto, sobre todo por sus familias", comentó Caballero durante una recorrida por el lugar del hallazgo.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario