Sebita: la querella insiste en ser parte del juicio oral

Impugnó la decisión de una magistrada y espera una respuesta antes de la apertura del debate.

Cuando el debate oral por el crimen de Sebastián Sapuri en el barrio Anai Mapu parecía que se iba a realizar sin la participación de la parte querellante, hubo un nuevo reclamo ante un tribunal de impugnación. En los próximos días se definirá el tema y se resolverá la fecha de juicio definitiva.

La tensión creciente que rodea al proceso no cede y lo sucedido el último fin de semana, con enfrentamientos y la intervención policial, pusieron en alerta al Poder Judicial local. Desde que se inició la investigación se produjeron varios incidentes y por ese motivo se adoptó el hermetismo para evitar la reiteración de cruces violentos entre las partes.

Te puede interesar...

Pero las demoras en la concreción del juzgamiento del único acusado, un menor de edad, parecen contribuir a un in crescendo de la tensión y hay amenazas, además de una mirada cada vez más recelosa de lo que se hace en relación a la causa penal, señalaron fuentes judiciales.

Ayer, la querella que representa a la familia de Sebita, manifestó ante un tribunal de impugnación su derecho a formar parte del proceso oral. Entre las particularidades se debe mencionar que no sólo la fiscalía acompaña este criterio sino también el defensor particular del adolescente acusado, el abogado Claudio Romero. “Tiene que participar, está en el espíritu de la reforma (procesal penal)”, apuntó de manera enfática el defensor.

El rechazo a la intervención proviene del Ministerio Pupilar que, desde un primer momento, mantuvo su posición y reiteró en la última audiencia con la jueza Alejandra Berenguer.

Desde un primer momento, la familia de la víctima se transformó en querellante.

Frente al requerimiento impulsado ayer, se abre un nuevo tiempo de espera y la semana que viene se conocerá la respuesta. Apenas se resuelva el asunto, deberá fijarse la apertura del debate, que se había fijado para el 10 de diciembre aunque podría haber cambios, explicaron fuentes judiciales.

En las últimas semanas se había buscado desde el Poder Judicial local que el proceso por el crimen de Sebita en el Mapu se desenvuelva en un marco de hermetismo para evitar hechos de violencia. La decisión tuvo su origen en ataques sufridos por el acusado a la salida de las audiencias, que generaron inquietud en los funcionarios responsables de la seguridad de las partes.

De igual modo, como hay un número importante de testigos, trascienden rápidamente las fechas de audiencias.

La calma volvió al Mapu, pero hay mucha tensión

Durante el fin de semana, hubo incidentes en los barrios Obrero y Anai Mapu por la presencia de un ex imputado en la causa penal por el crimen de Sebastián Sapuri. En apariencia, allegados a la víctima observaron al joven y se inició un enfrentamiento con piedras y algunos vecinos aseguraron que también hubo disparos. La tensa situación movilizó a efectivos de cuatro unidades policiales, que concurrieron a la zona y se vieron obligados a disparar postas de goma al aire para calmar los ánimos.

Después, indicaron fuentes policiales, se comprobó que no había razones para cuestionar la presencia en el barrio del ex imputado porque no tiene ninguna restricción de acercamiento. Además, el joven va en forma habitual porque se encuentra trabajando y tiene que pasar a buscar un familiar.

Lo sucedido derivará en más medidas de seguridad cuando se concrete el juicio oral en el edificio de Urquiza y España.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario