Se tuvieron que ir de la toma y viven en una plaza

El humo de la estufa afectaba a sus bebés. Piden ayuda a los vecinos.

Una familia cipoleña está atravesando una dramática situación y piden ayuda de forma desesperada. Se quedaron en la calle y están viviendo en una plaza con un bebé de apenas cuatro meses y otro de un año y medio. Pidieron en las redes sociales que alguien les cuide las criaturas hasta que encuentren un lugar y puedan mudarse.

Una publicación en Facebook reveló el drama de toda una familia que debió instalarse en la plaza del barrio Anai Mapu porque no tienen dónde vivir. Raúl Barú, de 53 años, y Marcela Burgos, de 26, debieron abandonar la vivienda que alquilaban en la toma Las Cabañitas porque el humo de la estufa a leña afectaba los pulmones de sus dos pequeños hijos, Matías y Claudio.

“En el barrio no había gas y usábamos leña. Hubo varios días de viento y el humo, en vez de salir, ingresaba a la casa. Esto le provocó problemas en los pulmones a los nenes. Los atendieron en el hospital y nos recomendaron que nos traslademos. Fuimos hasta la iglesia evangelista a la que asistimos hace mucho tiempo y nos ofrecieron un lugar pero cuando volvimos con todas nuestras cosas el pastor nos dijo que no podía dejarnos pasar. Nos tuvimos que ir. Por suerte una vecina nos alojó por unos días, pero tuvimos que retirarnos e instalarnos en la plaza”, comentó el hombre en diálogo con LM Cipolletti.

“Estamos viviendo en la plaza del Mapu. ¿Alguien podría cuidar a mi bebé hasta encontrar alquiler?”, escribió la mujer en su cuenta de Facebook. A los pocos minutos el dramático pedido de viralizó en las redes, llegaron más de 100 mensajes de texto a su celular, pero nadie de acercó.

Primero pararon en una iglesia y luego en la casa de una familia que se enteró de su situación. Ahora buscan un alquiler con desesperación.

“Vivimos con mi jubilación, de $6 mil. No nos alcanza para un alquiler. Una persona nos ofreció un alquiler en un barrio Roca y fuimos con toda mi familia pero cuando entramos nos dimos cuenta que no era buen ambiente. Había gente de mal vivir, fumando marihuana, y no queremos vivir así”, explicó Raúl. Añadió que un referente se la secretaría de Desarrollo Humano y Familia se acercó y les ofreció leña y mercadería, pero que no tenían un hospedaje disponible. Esperan de forma urgente la ayuda de un alma solidaria para no padecer más el frío de las noches.

La joven madre denunció en 2016 que fue víctima de abusos sexuales por parte de su padre. Como si fuera poco, también contó que el hombre cobra su pensión por discapacidad.

Marcela tiene un retraso madurativo y lo acusa de aprovecharse para sacarle su dinero. Según relató a este diario, fue víctima de abusos por parte de su progenitor cuando tenía 11 años. La causa no logró prosperar en la Justicia y fue archivada. Ahora ella pelea para poder cobrar la pensión que le corresponde.

--> Un ruego que se volvió viral

El pedido. Marcela publicó un desesperado pedido de ayuda en Facebook: que alguien cuidara a sus hijos mientras buscaba un alquiler para que no sigan durmiendo a la intemperie en la plaza del barrio Anai Mapu.

Esperanza. El pedido se viralizó y más de 100 personas la contactaron, aunque hasta ahora nadie pudo darle una solución a su problema. Espera que con el correr de las horas la situación se haga más visible y alguien la ayude.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario