Se cansaron de esperar la obra de la Ciudad Judicial

La Uocra amenaza con protestas y Provincia, con rescindir el contrato.

Un baldío gigante por una obra fantasma. Es a lo que se asemeja la anunciada pero largamente postergada Ciudad Judicial de Cipolletti. Es por esto que luego de que el ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri, advirtiera que el contrato por la obra está por caer y que una nueva licitación tardará como mínimo tres meses más, desde Uocra anunciaron que se preparan para retomar las medidas de fuerza en los próximos días.

La obra “arrancó” hace más de un año y tenía un plazo de ejecución de 900 días. Apenas se cercó el predio y se hicieron algunos movimientos de suelo.

Te puede interesar...

Juan Garrido, referente del gremio de los obreros de la construcción en la ciudad, sostuvo que “no le va a quedar otra” alternativa más que convocar a una movilización de los empleados. Aseguró que hay una creciente preocupación por el futuro de la obra, aún sin tener definidas las acciones que realizarán.

El dirigente aseguró que ante una nueva consulta sobre el estado del proyecto, el propio Valeri le indicó que se rescindirá el contrato por la Ciudad Judicial con la empresa Dal Construcciones, que fue adjudicataria de la obra pero que a la fecha no materializó ningún avance. Desde Obras Públicas no confirmaron los dichos de Garrido, pero se había anticipado esa posibilidad por la presión del gremio y de la propia Justicia, que exigía que la obra se ponga en marcha o se cambie de constructora porque la demora “le quita credibilidad al proyecto”.

La obra comenzó hace más de un año, pero apenas se cercó el enorme predio. El plazo para que la primera etapa del proyecto esté lista es de 900 días.

Garrido, en tanto, aseguró: “Esto es un desastre. Quedaron en rescindir la obra y ahora están tratando de buscarle la vuelta para que firmen en común acuerdo. Y sin la empresa, van a pasar dos o tres meses más para que vuelvan a licitar y esto no va a empezar más”.

Por esto, sostuvo que si durante esta semana no hay una respuesta favorable, “tengo que llamar a todos los desocupados y salir a pelear la obra, no me va a queda otra”.

A la indefinición de los tiempos de obra se le suma una creciente preocupación por el feroz recorte que se anticipa en toda la obra pública a nivel nacional. “Tengo gente todos los días que se anota en la bolsa de trabajo y este invierno se va a poner feo. No queremos subsidios ni bolsas de comida, queremos una respuesta y un puesto de trabajo ya”, agregó.

Hace veinte días los trabajadores desocupados de la construcción realizaron un acampe en el predio de Naciones Unidas y Pastor Bowdler, donde está proyectada la cede, para exigir una respuesta a sus planteos. Pero el complejo de la Ciudad Judicial sigue sin contar con una fecha de inicio definida tras pasar más de un año del plazo anunciado del comienzo de la obra.

--> Una demora sin explicación

Problema general. La firma Dal Construcciones paralizó varios proyectos en Río Negro. Buscaba cobrar deudas, pero Provincia aseguró que saldó los compromisos y la Ciudad Judicial igual no arrancó.

Trámites pendientes. La empresa debía completar algunos trámites para que el Municipio habilitara el proyecto, pero nunca presentó la documentación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario