El clima en Cipolletti

icon
Temp
64% Hum
LMCipolletti robo

Saqueó un comercio tras romper la vidriera, pero no va preso

Ocurrió en Cinco Saltos, donde un joven con dos cómplices robó en un local de electrónica. Los atraparon cuando cayeron de la moto en la que escapaban. Le dieron prisión en suspenso.

Un joven que, junto a otros dos cómplices, saqueó un comercio de electrónica de la zona céntrica de Cinco Saltos fue condenado a tres años de prisión en suspenso.

La pena surgió de un juicio abreviado en el que, Joaquín Moscoso -quien estaba preso en su casa- admitió haber cometido el hecho. No va a prisión, pero tiene obedecer pautas de conducta para evitar cumplir la sanción en una celda.

Te puede interesar...

El robo ocurrió poco antes de la medianoche del 15 de mayo de este año en el local ubicado en Moreno 153, donde el acusado y sus dos compañeros reventaron la vidriera con trozo de hormigón y se apoderaron de cinco una notebook, un equipo de música, dos auriculares y seis celulares de distintas marcas, entre ellos un Iphone.

Con el botín abordaron una motocicleta y escaparon, pero un vecino que advirtió toda la maniobra llamó a la policía, por lo que salieron en su búsqueda.

Un móvil de la Comisaría 7° que se hallaba en inmediaciones observaron la moto con los tres ocupantes, pero su conductor perdió el control y cayeron al suelo, donde quedaron los artículos robados.

El ladrón que manejaba la moto se subió y escapó, dejando a sus amigos en el lugar. Uno corrió hacia un sector de chacras y desapareció, mientras que el restante -Moscoso- fue alcanzado por uno de los uniformados.

El fiscal Hernán López lo imputó por “robo en poblado y en banda”. La investigación había reunido elementos suficientes como para dictarle condena no solo por los elementos hallados en el operativo y el vecino que alertó el hecho delictivo, sino que también el damnificado presentó imágenes de una cámara de seguridad que confirmaba a los autores del robo.

En una audiencia realizada días atrás López propuso encauzar el proceso en un juicio abreviado parcial el que, con el consenso del defensor, Rubén Antiguala, derivó luego en un acuerdo total.

Tuvieron en cuenta que el acusado carece de antecedentes computables y que, además, el comerciante dio su consentimiento para cerrar el caso ya que, manifestó, no había sufrido daños de gran envergadura más allá del perjuicio económico y que no tenía interés en seguir la causa. Buscaba “continuar con su vida normal y su actividad laboral habitual”.

Obedece o a la celda

El Tribunal integrado por los jueces Guillermo Merlo, Marcelo Gómez y Julio Sueldo homologó el acuerdo alcanzado. Consideraron que la pena convenida y su modo de ejecución “aparece dentro de los límites legales”.

Los magistrados también avalaron el cumplimiento de medidas de conducta por el lapso de dos años. No debe mantener ningún tipo de contacto con la víctima ni a su pareja por cualquier medio ni acercarse al comercio a una distancia no menor a los 500 metros. Además, tiene que fijar domicilio, abstenerse de consumir alcohol o estupefacientes en exceso y en la vía pública, no cometer nuevos delitos y someterse al control del Patronato de Presos y Liberados.

De no acatar todas las pautas, automáticamente le revocan la libertad condicional.

En cuanto a la situación de los dos cómplices, no se ventiló en este expediente.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario