Río Negro innova en la reutilización de aguas cloacales para el riego

Además de conseguir el volcado cero al río Negro, las aguas que son tratadas en las plantas se reutilizan en el riego.

La provincia de Río Negro puso en marcha un plan de vanguardia para no volcar residuos cloacales crudos al río. El proyecto propone aprovechar al máximo el recurso de agua y en muchos casos reutilizarlo en riego productivo.

Uno de los ejemplos es la planta de Choele Choel, que a partir de su funcionamiento el río Negro lleva más de 60 días sin recibir residuos cloacales.

Te puede interesar...

Además, en el marco del Plan Castello, ya están en marcha nueve planes que contienen este denominador común. Se trata de las obras en Viedma, Las Grutas, Río Colorado, Luis Beltrán, Pilcaniyeu, Mainqué y Cinco Saltos. En el caso de Villa Regina, se licitó recientemente, Playas Doradas se licitará en diciembre y Cipolletti en febrero de 2019.

“Es un desafío ambiental muy grande, estamos a nivel de vanguardia en el país, dado que somos prácticamente una de las pocas provincias junto con Mendoza que estamos trabajando en este concepto en el cual aprovechamos el agua dos veces. En primer lugar, se capta para los distintos usos domiciliarios y domésticos y luego, en vez de desecharla, la volvemos a aprovechar para un sistema de riego”, explicó el titular del Departamento Provincial de Aguas, Fernando Curetti.

La ampliación de la planta cloacal de Cipolletti será licitada en febrero del 2019.

Proyectos experimentales

El DPA ya viene desarrollando trabajos de reúso de las aguas de cloacas en Ingeniero Jacobacci y actualmente trabaja en General Conesa.

“Desde hace años venimos desarrollando un proyecto experimental en Ingeniero Jacobacci, donde a través de un convenio entre el DPA, INTA y la Universidad del Comahue, trabajamos en la planta depuradora, para comprobar cómo se podía aprovechar los efluentes, en el contexto climático como el que tenemos en la provincia de Río Negro”.

Actualmente, a esta experiencia se sumó General Conesa, donde desde este año, se dejaron de volcar los líquidos cloacales tratados al río Negro, de forma parcial para su reúso. Allí, se realizaron trabajos de instalación de un estanquero de sauces, que se están regando con efluentes cloacales provenientes de la planta de saneamiento de la localidad.

“Además del aprovechamiento y la eficiencia que le sacamos al agua, también tenemos otras ventajas, porque esta agua contiene nutrientes como son el nitrógeno y fósforo, que son propicios para que los distintos cultivos tengan un mejor crecimiento que si fueran con agua cruda, así que estamos por un buen camino”, finalizó Curetti.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario