El clima en Cipolletti

icon
21° Temp
43% Hum
LMCipolletti banda comando

La banda comando que atemoriza al Valle se escurre de la policía y sigue robando

Se sospecha que los golpes millonarios en la región pudieron haber sido cometidos por la misma banda comando de asaltantes, que tiene en jaque a la policía.

Actúan en banda, saben que en cada lugar hay cámaras de seguridad y son cuidadosos con sus rostros, tienen un poderoso arsenal de armas cortas y largas y lo más importante: no fallan, cada golpe que dan arrasan con millones de pesos, dólares, joyas y cajas de seguridad. ¿Es una sola la banda comando que siembra terror en la región o hay más actuando del mismo modo? La pregunta, aún sin responder, desvela a los investigadores de la policía rionegrina que sienten en carne propia la frustración de no poder poner a los delincuentes tras las rejas.

La últimas dos semanas fueron "fatales" para la prevención. Ningún plan para evitar los asaltos comando fue efectivo. Ni siquiera durante la Fiesta de la Pera, en Allen, donde se había reforzado la seguridad con medio centenar de policías más durante las noches de celebración. Mientras transcurrían los festejos, una banda sorprendió a un sereno de una empresa frutícola y se llevaron una caja fuerte a bordo de una camioneta.

Te puede interesar...

raices patagonicas.jpeg

Hay una característica que marca la preparación previa de la banda. En cada golpe que dan, no hay nada librado al azar. Cuando "caen" a un objetivo, no dudan, lo hacen con determinación. Tienen datos certeros de empresarios y productores que manejan sumas millonarias de dinero en efectivo. No son ningunos improvisados. Aplican la violencia para atemorizar pero no se ensañan con las víctimas. Saben que su objetivo es llevarse un enorme botín.

El último asalto que se le atribuye a la banda ocurrió el sábado al mediodía en una chacra de Allen, al sur de la Ruta 22. Llegaron en un Suzuki Fun rojo, sin patente, y en apenas en minutos sorprendieron al dueño del establecimiento y a su encargado. Sabían que durante esa jornada el productor le pagaba los sueldos a su personal y lo dejaron con las manos vacías, llevándose varios millones de pesos que eran para los obreros rurales.

La efectividad de la banda comando presiona cada vez más a la cúpula policial. Es la jefa de la policía rionegrina, la comisario general Mary Carmen Carrizo, quien debe poner toda su experiencia para torcerle el brazo a la banda comando que se viene burlando de la fuerza. Carrizo tiene en su amplio currículo haber ocupado la dirección de Investigaciones Judiciales. La investigación es uno de los pilares de su formación profesional.

Mientras la banda sigue golpeando, sus integrantes parecen hacerse invisibles. Las brigadas de investigaciones tienen imágenes de cámaras de seguridad y han recabado diferentes testimonios para dar con los asaltantes pero hasta el momento los allanamientos que se realizaron arrojaron resultados negativos y la banda sigue contando sus botines de a millones.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario