Por organizar una fiesta clandestina podés llegar a pagar medio millón de pesos

Las multas que prevé el Código de Comercio de la Municipalidad van de los 12 a 194 mil pesos, y si los inspectores aplican las siete infracciones tipificadas en la norma, pueden rondar el medio millón de pesos o más.

Una fiesta clandestina en Cipolletti, como la que tuvo lugar el sábado en el barrio Jorge Newbery, le puede costar muy caro a sus organizadores. Las multas que prevé el Código de Comercio de la Municipalidad van de los 12 a 194 mil pesos, y si los inspectores aplican las siete infracciones tipificadas en la norma, pueden rondar el medio millón de pesos o más, informó la jueza de Faltas, Cecilia San Pedro, a LMCipolletti.

Son valores que establece la Sanción Administrativa Municipal, que se mide por lo que sale el litro de nafta súper, en función de lo cual, la titular del Juzgado de Faltas Municipal estimó que la multa a pagar puede llegar a ser “abultada”.

Te puede interesar...

Todavía no sabe qué artículos aplicaron los inspectores que participaron del procedimiento, ya que desde que se labra el acta, hasta que llega al juzgado, pueden pasar 72 horas.

Puede ser que la fiesta no contara con ningún tipo de permiso, que vendiera entradas al público, suministrara alcohol e infringiera otras normas. Incluso, si obstaculizaron la tarea de los inspectores, es otra infracción a tener en cuenta.

Ni bien llegue el acta, San Pedro podrá saber con precisión qué faltas advirtieron los inspectores y volcaron en un documento público.

Puede ser, también, que los organizadores del evento o dueños del inmueble –una vieja casona ubicada en cercanías a las calles Vélez Sarfield y Río Neuquén- realicen su descargo. Pero, hasta el momento, eso no ocurrió.

El Municipio tomó conocimiento del hecho gracias a la denuncia de los vecinos, quienes llamaron al 109 luego de advertir decenas de chicos alcoholizados, que orinaban y vomitaban en la vía pública. “Eran las 9 de la mañana –del sábado- y seguían con la música alta, salían totalmente borrachos y muchos con botellas de agua, exaltados, como si estuvieran drogados”, contó uno de ellos a este medio.

Otras infracciones

Con mucha dificultad, los inspectores de Comercio multaron y clausuraron el lugar, mientras que otros agentes de Tránsito tomaron nota de otras faltas en las inmediaciones.

Silvia García, la directora a cargo del control de calle, indicó que labraron 12 actas de infracción a vehículos que habían concurrido al lugar y estacionaron en contramano. También le retuvieron un auto a un joven neuquino que salía de la fiesta, a quien el test de alcoholemia le dio positivo. Tenía 1.04 gramos de alcohol por litro de sangre.

Más controles

Durante el fin de semana, además, el personal de Tránsito municipal salió a la calle e implementó controles rotativos y sorpresivos en distintos puntos de la ciudad que arrojaron como saldo siete autos retenidos.

Según precisó García, tres de ellos fueron secuestrados porque los conductores habían consumido alcohol; mientras que el resto fue porque carecían de documentación reglamentaria obligatoria para circular.

Indicó que la graduación máxima se registró en un joven oriundo de Fernández Oro que tenía 2.25 gramos de alcohol por litro de sangre.

LEÉ MÁS

Descontrol en fiesta electrónica clandestina

Un joven convulsionó en una fiesta de rock ilegal en Playa Ventura

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario