Pesatti cruzó al FpV por las críticas al Plan Castello

El vicegobernador aseguró que los cuestionamientos buscan "manipular la opinión pública" y descartó una interpelación al ministro de Economía.

La deuda que tomó la Provincia para ejecutar el Plan Castello es motivo de disputas políticas cada vez más fuertes. El Frente para la Victoria pidió interpelar al ministro de Economía, Agustín Domingo, y el vicegobernador salió con los tapones de punta: “Se pretende manipular a la opinión pública en la búsqueda de lesionar con falsedades la gestión del gobierno provincial”.

Pesatti descartó la necesidad de interpelar a Domingo y pidió claridad en el debate. “En primer lugar, los capitales que tomó la provincia para ejecutar el Plan Castello son para obra pública, no para alimentar la especulación financiera, para que se fuguen capitales o para pagar gastos corrientes o sueldos. Diferenciar una cosa de otra es fundamental”, manifestó.

Además, defendió el proyecto porque “es inversión en bienes de capital, en infraestructura productiva, en saneamiento ambiental y en justicia social. También es trabajo durante dos años, como mínimo, para cientos y cientos de obreros de la construcción en un contexto nacional de paralización de la obra pública”.

El precandidato a la gobernación por Juntos consideró que el trasfondo es político y cuestionó: “Las obras fueron determinadas por una ley que votaron 36 legisladores, entre los cuales hay seis que pertenecen al bloque que pidió la interpelación del ministro. ¿Por qué, si consideran que es tan grave para la provincia, primero no les piden explicaciones a los propios legisladores de ese bloque que lo votaron?”.

Capacidad de pago

“A los recursos que nos provienen de las regalías hidrocaburíferas, que se le pagan a la Provincia a valor dólar se suma un hecho no menos relevante: el valor del barril de petróleo ha venido aumentado desde el año pasado, buscando los niveles históricos que perdió a nivel mundial hace más de cuatro años”, indicó Pesatti, descartando complicaciones para afrontar los pagos.

Explicó, además, que la Constitución Provincial obliga a los gobiernos a utilizar “los fondos de las regalías en obras y en inversiones de bienes de capital, prohibiendo el uso de las mismas para el pago de gastos corrientes. Es la primera vez que un gobierno busca cumplir con esa manda constitucional, y lo está haciendo con obras que atienden, de manera integral, la acción del desarrollo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario