El clima en Cipolletti

icon
Temp
85% Hum

Panaderos evaluarán la posibilidad de un aumento

Han subido insumos como la levadura y la margarina, y la harina se mantiene cara.

Los panaderos de Cipolletti y localidades aledañas están muy preocupados porque, al contrario de lo que se esperaba, los proveedores mayoristas siguen aumentando los precios de sus productos en lugar de reducirlos. Por tal motivo, la próxima semana se convocará a una reunión para definir los pasos a seguir ante el encarecimiento de los insumos.

En el sector no quieren volver a subir los precios. Pero el repunte ya es una realidad en algunos supermercados de la región, donde hay variedades de pan, en particular, de los de mejor elaboración, que están en valores bastante altos.

Te puede interesar...

Un destacado referente de los panaderos alertó ayer sobre lo que está pasando. Por ejemplo, precisó que la caja de margarina de 20 kilos hasta no hace mucho tiempo costaba unos $1900 y en la actualidad ya ronda los $3000. Por su parte, la caja de levadura de 20 unidades salía hace no tanto $700 y recientemente se elevó a unos $1400.

En cuanto a la harina, sus precios experimentaron primero una baja y ahora una suba. Es que el año pasado venía escalando en su cotización, pero luego se frenó y hasta disminuyó un poco. Con ello, se alivió la situación tanto para los panificadores como para los consumidores, en medio de una crisis económica general muy acentuada. A la postre, el resultado ha sido que la bolsa de 50 kilos del tipo 0000, es decir, la más refinada, se pudo estabilizar en torno a los $1600.

El panificador indicó que en los últimos meses también se elevó el valor de las tarifas del gas y la luz, lo que ha venido a complicar más el panorama.

En noviembre pasado, cuando se fijó la última referencia en materia de venta del pan en la región, se acordó en $120 el precio sugerido para el kilo del producto. Sin embargo, en la actualidad hay lugares que lo venden a $140. Se trata del pan más común. Hay otros, como las rosetas, que ya rondan los $180.

La carestía reinante hace que los panaderos se muestren poco propensos a volver a subir el producto. Se corre el riesgo de que se contraiga la demanda y, al final, se pierda más de lo que se gane. Por eso, la determinación final está madurando y se prefiere esperar. La próxima semana se lanzará el llamado a reunión del sector y se evaluarán los pros y los contras.

"Yo no quiero subir", enfatizó el referente consultado, que prefirió que no se mencione su nombre. Dijo que realizará un nuevo esfuerzo para absorber el impacto del suministro mayorista, en procura de ver el rumbo que toma la inflación en la actualidad. Luego, decidirá. "Esperábamos que el nuevo gobierno nacional fuera conteniendo las variables económicas, pero eso todavía no pasa", acotó.

LEÉ MÁS

La inflación del 2019 llegó a 53,8%, la más alta en 28 años

Otra vez subió la carne y se vuelve más inalcanzable

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario