El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
22% Hum

Nuevo reclamo por desbordes cloacales en el DVN

Una vecina contó los serios inconvenientes que viene experimentando por afloramientos e infiltraciones de aguas servidas en su hogar. Hasta ahora, los reclamos ante la empresa ARSA han resultado en vano.

Pérdida cloacal DVN 12-22 B.jpeg

En el Distrito Vecinal Noreste, están muy molestos por los problemas con las cloacas que vienen padeciendo y por la falta de respuestas de la empresa Aguas Rionegrinas a los reclamos que se le han formulado.

Las quejas se multiplican y, en esta ocasión, ha sido la vecina Laura Ibarrola quien ha salido al frente para denunciar la situación, similar a la que sufren otros pobladores.

Te puede interesar...

Y lo hace públicamente para haber si "a quienes representan a ARSA les da vergüenza" y para que "manifiesten un poquito de humanidad".

Recordó, al efecto, que 31 de octubre pasado, el Grupo de Trabajo del barrio le envió una nota al responsable local de la empresa, Luis Argüello, en la que se le informó sobre "el problema cloacal que estamos teniendo" en la zona sur del DVN y en el sistema de bombeo de las aguas servidas.

Sin embargo, el funcionario "nunca tuvo la amabilidad de respondernos o darnos una entrevista", ante lo cual "hoy como vecina y a nivel personal" procura una solución, dado que el inconveniente "me afecta y mucho".

Ibarrola refirió que en su domicilio "se encuentran tres cámaras cloacales. Las dos primeras, que son las más próximas a la calle, a pesar de estar selladas, el impulso y la fuerza de la red cloacal de la calle hacen que se infiltre y brote líquido cloacal dentro de mi patio".

Ha constatado que, por diversas circunstancias, los líquidos pudieron avanzar mucho sobre el patio. "Esto empecé a verlo el 1 de diciembre pasado, pequeñas manchas que hoy tienen una considerable extensión".

Llamó muchas veces al teléfono 0800-99924827 "y no atienden". Recién el domingo 18 pudo dejar un mensaje y al día siguiente consiguió que una persona de la central de ARSA en Viedma la atendiera, quedando en comunicarse el reclamo a Cipolletti.

El miércoles 21, como los problemas persistían, se acercó a la oficina de ARSA de calle Mengelle, donde no pudo hablar con Argüello. Pidió, entonces, hablar con otro jefe, el del área técnica, pero en el sector un joven le dijo que "hace tiempo que no tienen jefe", lo cual, para ella, es algo "irrisorio". Lo cierto es que el joven "sólo intentaba averiguar por qué tema quería verlo".

Al final, pudo conversar con un empleado de más edad y predisposición, a quien le contó "todo el peregrinaje que vengo haciendo por este tema, incluyendo la muestra de fotos y videos que tenía disponible en mi celular".

Viendo lo complicado de la situación, en ARSA quedaron que cuando ingresara el camión de mantenimiento el reclamo de la pobladora sería el primero en ser atendido. Al final, una cuadrilla de operarios se hizo presente en el lugar y sus integrantes dijeron que no podían resolver el inconveniente ya que era de carácter electromecánico, ajeno a sus capacidades. Expresaron que darían intervención al área pertinente. "Lo que no sucedió nunca parece porque la situación sigue siendo la misma o peor".

Ibarrola sintetizó las dificultades que viene padeciendo: desbordes de líquido cloacal en el patio, infiltraciones que van llegando a mamposterías, no poder hacer uso de los sanitarios, como duchas y baño, pero también la cocina. "Es decir, no es uno dueño de hacer uso de su propia casa. Problemas que son cada vez más frecuentes, a pesar de que somos un barrio relativamente nuevo y en el cual hay muchos terrenos baldíos aún", enfatizó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario