No dejarán la toma porque no le creen al Municipio

Fracasó la negociación por la usurpación de tierras en la Isla.

Fracasó la conciliación. Los ocupantes no creen realmente que el Ejecutivo municipal les vaya a dar una solución habitacional, más allá del apuro de acceder a un pedazo de tierra en lo inmediato. “No estamos seguros de que finalmente nos reubiquen en las 66 hectáreas que van a ser expropiadas, como dicen que lo harán”, advirtió Alfredo Lezcano, una de las voces que se expresan por el conjunto de familias que resisten en el asentamiento.

El compás de espera terminó así con posiciones encontradas y sin acercamiento posible, al menos por ahora. El viernes, la audiencia judicial había pasado a un cuarto intermedio para que los ocupantes del asentamiento se pusieran de acuerdo y decidieran en conjunto si se irían o se quedarían en el predio. Ese plazo venció ayer y la respuesta fue que no abandonan el predio. “No llegamos a ningún acuerdo con el Municipio, así que vamos a permanecer acá”, dijo Lezcano.

Te puede interesar...

Se lo dijeron telefónicamente a la fiscal Rocío Guiñazú, quien les recordó cómo sigue este proceso. Agotada la etapa de conciliación, se les imputarán cargos por el delito que están cometiendo al usurpar un terreno y se solicitará a la autoridad judicial que ejecute el desalojo.

“Si no nos vamos, nos dijo que íbamos a enfrentar un posible desalojo. Somos conscientes y el miedo está por los chicos, pero nos quedamos porque no creemos que el Municipio nos vaya a tener en cuenta”, manifestó el vecino que participa de la ocupación.

La Fiscalía aseguró que intentará reabrir el diálogo, pero le dará curso a la acción penal por la usurpación a todas las familias. Podrían sacarlas por la fuerza.

No tuvieron contacto nuevamente con funcionarios del Ejecutivo local y, ahora, prefieren enfrentar un desalojo a abandonar el lugar con las manos vacías.

Guiñazú insistió en lograr una resolución pacífica del conflicto, aunque la conciliación por el momento haya fracasado, sin perjuicio de que la investigación tiene que seguir su curso. “Sea cual sea la instancia del proceso, voy a tratar de ir al diálogo”, aclaró en diálogo con LU19.

Reconoció que la situación es complicada -hay 19 familias que están a la intemperie- y que les urge avanzar con el procedimiento para que las “consecuencias sean lo menos gravosas”.

Aseveró que ambas partes mostraron “predisposición” al diálogo para a encontrar una salida al conflicto, pero advirtió que evidenciaban “intereses tan contrapuestos que por el momento fracasó la conciliación”.

Si el conflicto finalmente termina en un desalojo, la fiscal aclaró que llevará más tiempo y otro tipo de logística resolverlo, toda vez que haya mujeres y niños de por medio. “Hoy la conciliación fracasó, pero eso no significa que no podamos volver a intentarlo o que surjan nuevas propuestas, algo alentador”, concluyó.

Las posturas enfrentadas

Las familias

La toma de la Isla Jordán está compuesta por 19 grupos familiares, todos cipoleños. Aseguran que tomaron las tierras porque no tienen posibilidad de alquilar o comprar un terreno. Exigen un compromiso firmado por la comuna para irse del lugar.

La comuna

El Municipio realizó un censo para corroborar la situación de cada familia y abrió la puerta a otorgarles lotes. Casi al mismo tiempo, funcionarios que participaron de la negociación afirmaron que la situación de las familias “no es urgente”.

LEÉ MÁS

Buscan en todo el país una familia que desee adoptar a una joven de Viedma

Denuncian que un comisario acusado por violencia de género volvió a atacar a otra mujer

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario