Niegan usurpación de una casa: "Era un aguantadero"

Liliana Troncoso asegura que la echaron de su vivienda, ubicada en el lote 13 de la manzana 19, y que incluso se quedaron con todas sus pertenencias. Sin embargo, Calderón negó las acusaciones y aseguró que el lugar en cuestión funcionaba como aguantadero.

Las denuncias de una vecina del Barrio Obrero contra la dirigente social Lila Calderón por la supuesta usurpación de su casa generó polémica e indignación entre los vecinos. Liliana Troncoso asegura que la echaron de su vivienda, ubicada en el lote 13 de la manzana 19, y que incluso se quedaron con todas sus pertenencias. Sin embargo, Calderón negó las acusaciones y aseguró que el lugar en cuestión funcionaba como aguantadero.

“Le compró el terreno a una chica que vivía ahí con la condición de que no podía vender ni ceder las tierras a otra persona. Yo le advertí que no se podía, pero cerraron el acuerdo de todas formas. Liliana Troncoso nunca vivió en esa casa, no había nada adentro, funcionaba como un aguantadero en el que escondían partes de motos robadas. Ella nunca fue vecina del Barrio Obrero, jamás”, explicó la referente del barrio.

Además, dijo que ella no puede tomar ese tipo de decisiones, ya que “cada cuadra es autónoma” y los vecinos son los que deciden en esos casos.

“Los vecinos que viven en esa manzana decidieron recuperar la casa porque, por ley, esas tierras no son suyas. En un principio se iba a reacondicionar para que funcionara como refugio para mujeres en situación de calle, pero ahora va a empezar a funcionar la casa de Red Puentes por el tiroteo que sufrieron en el Mapu”, expresó la dirigente.

“Nunca vivió en esa casa, no había nada adentro, funcionaba como un aguantadero, ahí escondían partes de motos robadas. Jamás fue vecina del Barrio Obrero”, dijo Lila Calderón, dirigente social y referente del Barrio Obrero

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario