El clima en Cipolletti

icon
33° Temp
20% Hum
LMCipolletti lobo marino

Lobo marino reconoció a las personas que le curaron una herida

El insólito, pero sorprendente hecho ocurrió en la Bahía San Antonio. Primero le habían curado una herida en el cuello y, al día siguiente, el animal se les acercó para "pedirles" ayuda con otra.

Un lobo marino hembra reconoció a las guardias ambientales que le habían curado una herida días atrás y se les acercó a toda velocidad para "pedirles" ayuda con otra lesión. El insólito, pero sorprendente hecho ocurrió en la Bahía San Antonio, en Río Negro. El equipo se mostró sumamente sorprendido por su acción, ya que les estaba pidiendo que lo curaran nuevamente.

A través de sus redes sociales oficiales, personal del Área Natural Protegida Bahía de San Antonio, dependiente de la Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sustentable y Cambio Climático de la provincia, contó que fueron alertados por algunos vecinos sobre la presencia de un lobo marino con "algo" incrustado en su cuello en el apostadero de Punta Villarino.

Te puede interesar...

Preocupados por la situación, tres guardias ambientales -Andrea Velázquez, Lorena Venglisky y Sebastián Ortega- emprendieron camino hacia el lugar, preparados para ayudar al animal.

Lobo marino

"Los tres estábamos listos. Sebastián con el 'copo' -esa red tipo medio mundo adosado a un largo extremo de metal- esperaba que la loba se acerque. Pronto la dominamos y vimos que tenía clavado un espinazo (trozo de vértebras y espinas de pescado) en el cuello. Pudimos extraerlo, limpiamos la herida con agua oxigenada y fue liberada enseguida", detallaron en una publicación.

Sin embargo, la parte aún más emocionante ocurrió al día siguiente, cuando el personal volvió al lugar para controlar que todo estuviera bien. Fue allí donde el animal apareció, se alejó de la manada y se acercó a toda velocidad a Lorena y Andrea, las guardias que le habían curado la lesión durante la jornada anterior.

Lobo marino

"Llegó muy cerca y entonces notamos que tenía una herida nueva del otro lado del cuello, tal vez provocada por los otros lobos. Nos quedamos asombrados porque, sin duda, nos había reconocido y estaba pidiendo que la curemos nuevamente", concluyeron.

Cabe destacar que las trabajadores volvieron a ayudarla con su nueva herida. También agradecieron a los visitantes y residentes que alertaron sobre la situación.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario