El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
22% Hum
LMCipolletti Justicia

Lo denunció por quedarse con la plata de su hijo

Desesperada, le reclama a su ex pareja la cuota alimentaria y el salario.

“Me siento devastada”. Así definió Andrea el momento que atraviesa, con una gran incertidumbre en lo que se refiere a lo más básico para sus hijos, que es la comida. Tras separarse de su pareja, aparecieron los conflictos para la manutención del hijo en común, de 2 años, y desde principios de enero no recibió los porcentajes de cuota alimentaria correspondientes. Por si fuera poco, el dinero de la Anses que le correspondería al menor tampoco pudo utilizarlo debido a que el trámite en el organismo lo había realizado su ex concubino. Sin descanso, en las últimas semanas recorrió defensorías y juzgados con el objetivo de lograr una rápida respuesta.

Andrea es una vecina de Costa Norte que nunca imaginó la reiteración de una situación angustiante como es estar golpeando puertas para que sus hijos tengan lo que les corresponde.

Te puede interesar...

“Le tuve que ir a pedir la plata al trabajo de él, entrevistarme con una señora de recursos humanos”, explicó entre lágrimas. Su desesperado reclamo solo derivó en una denuncia y la aplicación de una posterior 3040 para que no se acerque al sitio de empleo de su ex pareja. Al recordar ese momento, explicándole los detalles a la empleada, expresó que “fue humillante”.

En ese marco, buscó respuestas en la Defensoría y el Juzgado de Familia, aunque con escasa suerte en cuanto a los tiempos y recién el viernes le confirmaron que en abril tendrá una mediación.

Mientras tanto, Andrea debe valerse de unos escasos ingresos por trabajos de peluquería, que le sirven para darles de comer a sus dos hijos menores de edad.

Aclaró que no puede acceder al salario de su hijo gestionado ante la Anses porque el trámite lo había realizado su ex pareja a mediados del año pasado, solicitando un préstamo por 36 meses por el menor y otro hijo de él.

“La violencia económica que se ejerce es terrible”

Dolida por el ir y venir a las oficinas judiciales, Andrea entiende que “la violencia económica que se ejerce es terrible”. Aseguró que en enero, en buenos términos, le pidió a su ex pareja que la ayudara y no obtuvo respuestas. “Tuve que mendigarle”, recordó.

Frente a la actitud del padre de su hijo, la denunciante también recurrió a sus familiares y hace poco más de una semana le entregaron algunos pañales y leche.

Apenas comenzó febrero, se presentó ante la defensoría para que se lleven a cabo los trámites de rigor, con el envío de un oficio al deudor de cuota alimentaria y que se le apliquen los descuentos correspondientes en su salario, resaltó Andrea. “Se trataba de una cuota provisoria, pero ahora ya no sirve porque él cobra y no lo notificaron”, precisó.

Lejos de quejarse por la atención recibida en la defensoría, la denunciante destacó que los empleados siempre estuvieron a su disposición y hasta le ofrecieron su ayuda. “Me llamaron dos veces pero no es así, ellos son empleados y saben que no estoy jodiendo; ellos me quieren ayudar, pero los que resuelven son los jueces”, remarcó.

Ahora, Andrea deberá esperar hasta la mediación, programada para el 13 de abril, en horas de la mañana, para la que ya fue designada una mediadora.

Recién en abril tendrá una mediación

Las primeras gestiones llevadas a cabo por Andrea ante las oficinas judiciales fueron a principios de enero, durante la feria, y se vio obligada a reiterarlas apenas se reactivaron las actividades en forma normal en febrero. El viernes tuvo la buena noticia de la confirmación de la mediación con su ex pareja, pero con el detalle de que se desarrollará recién el 13 de abril en el Centro de Mediación ubicado sobre calle Mengelle. Frente a esta situación, la mamá del niño deberá recurrir a la ayuda de su familia y amigos.

LEÉ MÁS

Atraparon a taxista con un ladrillo de marihuana y cocaína en los puentes

El policía que murió en la comisaría no sufrió violencia

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario